¿Qué es Propósito & Acción?


De poco sirve tener una IDEA si no la pones en PRÁCTICA. De nada sirve marcarte un OBJETIVO si no haces el TRABAJO que lo convierte en realidad. Pero lo más importante es tener clara tu META y trazar una hoja de ruta que se ajuste a tus NECESIDADES. Precisarás ORIENTACIÓN FORMATIVA para recorrer el camino, MOTIVACIÓN que te impulse hacia adelante y ASESORAMIENTO PERSONAL para sacar lo mejor de ti mismo.

Ese es el PROPÓSITO, pasemos ahora a la ACCIÓN.



Pensando en el propósito para pasar a la acción...
Mostrando entradas con la etiqueta Propuestas legislativas sobre educación. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Propuestas legislativas sobre educación. Mostrar todas las entradas

21 octubre 2015

La educación obligatoria hasta los 18 años: una propuesta

Ésta es la propuesta y muchos son los que han alzado su voz en contra, alegando que con ella se abre la puerta y se allana el camino a los objetores escolares para que hagan aún más imposible la tarea escolar... A mi me ha dado por pensar y he escrito esta fábula, por si a alguien le interesa... 



 
Había una vez un bosque azul turquesa que acomodaba en el algodón dulce de su follaje a pajarillos y pajarotes de distinto color y plumaje... Todos anidaban entre sus hojas que sabían y olían a anís... De pronto, haciendo cimbrear algunas de sus ramas, trepó veloz un conejo blanco que dio los buenos días a todos los inquilinos del árbol más frondoso... Entrecortadamente, y con sus orejas rosadas muy empinadas, respiró agitado y movió sus cimbreantes bigotes para decir a todos sus nuevos vecinos: "¡Precaución, un zorro nos ataca!"... Claro está, toda la pajarería se agitó y su aleteo hizo que las mariposas, hasta ahora posadas en los anversos de las hojas, matizaran el frío y dulce azul del bosque en tonos de una iridiscencia violácea, desatando la alerta en la comunidad... Los pajaritos más pequeños, los más aventureros, emprendieron el vuelo, pensando en huir...

Pero la voz sabia de don Búho llamó entonces a la calma... ¡Qué importante es que al menos alguien no pierda la serenidad y piense con la cabeza y no con las plumas! Y don Búho era un ave pensante: "¿Dónde vais, insensatos? No os amilanéis ni huyáis como cobardes ante un peligro que no es tal... Daremos la batalla, pues mucho nos costó hacer de este bosque la que hoy es nuestra casa, muchas horas dedicamos a traer ramitas y construir los nidos en los que calentar a nuestras crías, mucho tiempo empleamos en torcer la posición de las hojas más gruesas para que hicieran sombra sobre nuestros polluelos en esas horas donde el sol más que calienta hornea... ¡Deteneos, pues!", dijo don Búho y todo fue de nuevo quietud...

A la espera de que el más sabio del bosque diera instrucciones al resto, el zorro movió su cola de terciopelo y, como si fuera un plumero, comenzó a mover algunas hojas caídas y depositadas sobre el suelo de modo que éstas flotaron a su alrededor, rodeando su figura alargada con la magia de la purpurina... Empinó su fina nariz y apuntó a don Búho con su mirada negra como si dos alfileres fueran, diciendo: "No soy vuestro enemigo y no pretendo atacaros... Al contrario, sólo quiero ser vuestro amigo... Estoy tan solo aquí abajo, y tan aburrido de correr de aquí para allá por todos lados, que he decidido abandonar la vida solitaria de zorro para ser uno más de vosotros... Convertiré mi pelo de terciopelo en plumas color azafrán y poco a poco, con vuestra ayuda, aprenderé a volar... He decidido ser un pájaro a partir de hoy". El silencio se hizo en la copa de los árboles y sólo se podían oir los pasitos cortos del conejo que abandonaba silencioso el bosque aprovechando la confesión del zorro y la confusión general...

Finalmente, don Búho sentenció: "Todos somos hijos de la Naturaleza, y ella nos da formas distintas y caprichosas, pero hay algo que a todos nos une e iguala: nuestra ilusión por volar... ¿Quién somos nosotros, afortunados por haber nacido con alas, para negarle a uno menos favorecido por su condición, el derecho a elevarse y ver la maravillosa creación desde el cielo? Bienvenido seas, amigo... A partir de ahora te llamaremos hermano y serás uno más entre nosotros... Todavía no has volado, pues no te han salido las alas, pero si lo has hecho con tu mente y tu corazón... Sube, pues, y haz tu nido aquí arriba, donde más te guste".

Mientras el hermano zorro trepaba tronco arriba, todos los pajarillos y pajarotes aplaudían con las alas, batiéndolas acompasadamente, y le daban la bienvenida con sus píos-píos... Hasta las mariposas violetas y rosadas se acercaron para acariciar con sus alas la suave y larga punta blanca de la cola del zorro. Entonces se dieron cuenta de que ya comenzaba su pelo a convertirse en pluma, pues ya había iniciado el vuelo... 

Dedicado a todo los que no son tan afortunados como los que si lo somos, sin entrar en los motivos y responsabilidades propias que, sin duda, todo actuación tiene, tanto en la copa de los árboles del bosque como a ras del suelo...

Jesús Molina, afortunado la mayor parte del tiempo