¿Qué es Propósito & Acción?


De poco sirve tener una IDEA si no la pones en PRÁCTICA. De nada sirve marcarte un OBJETIVO si no haces el TRABAJO que lo convierte en realidad. Pero lo más importante es tener clara tu META y trazar una hoja de ruta que se ajuste a tus NECESIDADES. Precisarás ORIENTACIÓN FORMATIVA para recorrer el camino, MOTIVACIÓN que te impulse hacia adelante y ASESORAMIENTO PERSONAL para sacar lo mejor de ti mismo.

Ese es el PROPÓSITO, pasemos ahora a la ACCIÓN.



Pensando en el propósito para pasar a la acción...
Mostrando entradas con la etiqueta Día a día.... Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Día a día.... Mostrar todas las entradas

05 enero 2015

La carta a los Reyes Magos de Oriente

"Ningún pesimista ha descubierto nunca los secretos de las estrellas, ni navegado a tierras inexploradas, ni ha abierto un nuevo cielo para el espíritu humano."
Hellen Keller
 
Llega un momento en la vida de todos en el que echamos de menos a la persona que deberíamos haber sido. Incluso, esto puede ocurrirnos no una sola vez, sino varias veces... De pronto, nos detenemos y echamos la vista hacia atrás, y recordamos aquellos anhelos y sueños de no hace tanto tiempo. ¡Cuán a menudo dejamos lo importante a un lado para acudir a lo inmediato sin que ello sea verdaderamente urgente! Ese es el origen y la causa de que ahora no estemos allí donde un día no muy lejano soñamos llegar... Y por ello es tan importante tener muy claro tu plan de actuación y, más importante aún, hacerlo realidad día a día. Obviamente, esto es algo que conlleva sacrificios, pero no hay esfuerzo más gratificante que aquel que, haciéndolo, te acerca a la meta soñada. Y cuando digo sacrificios, me refiero sobre todo al acto de renunciar a hacer aquello que por inercia seguimos haciendo, pero que sabemos que no nos lleva a ningún sitio que no sea, precisamente, éste al que nos sentimos anclados sin especial satisfacción.
 
Hay dos "zonas de confort" (tan de moda esto, últimamente) que son especialmente peligrosas para nuestro progreso: la primera es la falsa seguridad conformista de lo cotidiano; la segunda es estar toda la vida a punto de dar el primer paso del cambio, pero sin llegar a darlo de forma efectiva. Ser optimista y positivo sin que ello conlleve un cambio de actitud real es eso mismo: estar anclado en el "puedo hacerlo y ya lo demostraré... mañana". La promesa del mañana es la gran trampa en la que caen los más incautos de los bienintencionados.
 
Por todo ello, la prioridad es aunar lo importante con lo urgente, actuando sobre ello de forma cotidiana, pues no tenemos realmente otra obligación que la de llegar a ser aquello que realmente queremos ser. Fácil decirlo (o escribirlo) y no tanto, hacerlo realidad. Pero como todo en esta vida, toda consecución comienza por un pequeño paso. Y si alguien nos da un empujoncito suave pero decidido en la dirección correcta, mejor que mejor...
 
Yo voy a recurrir para el empujoncito en cuestión a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar. Ahí va mi carta de este año:
 
Queridos Reyes Magos:
 
Empiezo dándoos las gracias por todos los regalos que a mi vida habéis traído en años anteriores. Si hago balance, lo cual es muy recomendable, no puedo por menos que reconocer que soy muy rico en lo material y lo espiritual, Tanto es así que veo claro que debo simplificar, pues de mucho tengo en exceso; así que los próximos meses los dedicaré, entre otras cosas, a hacer limpieza, separando el grano de la paja, e identificando lo fundamental para que mi vida sea más gratificante. Confío en que me aportaréis claridad de ideas en esta labor de limpieza que estoy decidido hacer, de modo que, cuando el orden predomine sobre cualquier otra cosa y sentimiento, la armonía reinará en mi vida, tanto interna como externamente. Sin duda, esta armonía y la consiguiente paz interior harán posible que todo lo ordinario se convierta en bello... ¡Es tan importante rodearse de cosas, personas y sentimientos bellos! ¡Es tan radicalmente diferente actuar movido por la belleza de los actos! Impregnado de este tipo de belleza, no dudo de que se abrirán para mi y los míos las puertas de la alegría...
 
En resumen, Queridas Majestades, que lo que os pido como regalos no es otra cosa que, y lo escribiré por su orden exacto, lo siguiente:
 
Ser capaz de expresar GRATITUD por todo lo que me rodea.
 
Tener la capacidad de discernir hasta llegar a la SIMPLICIDAD.
 
Conseguir que impere el ORDEN en todos y cada unos de los aspectos de mi vida.
 
Disfrutar de la ARMONIA que todo este proceso traerá a mi vida.
 
Rodearme de toda la BELLEZA posible.
 
Irradiar a los demás la ALEGRÍA conseguida.
 
Y todo ello por una sencilla razón; más que sencilla, concreta y definida. Es la siguiente:
 
HA LLEGADO LA HORA DE SER AQUEL QUE SIEMPRE QUISE SER.
 
Muy agradecido de antemano, y con una confianza sin fisuras en que me apoyaréis en este viaje interior que me conducirá a la realidad anhelada, se despide lleno de amor y consideración por su generosidad,
 
Yo, ese que comienza a ser.
 

 
 
 
 
 
 


02 enero 2015

Las preguntas correctas...

"Ten paciencia con todo lo que queda por resolver en tu corazón e intenta amar las dudas en sí mismas. No busques ahora las respuestas que no te pueden ser dadas porque no serías capaz de vivirlas y lo importante es vivirlo todo. Vive ahora las preguntas."
 
Rainer María Rilke
 
Hay algo que descubrí hace tiempo: mucho más importantes que los logros son las preguntas previas a ellos. Hay que meditar sobre la propia realidad y preguntarle a la vida; luego, esperar sus respuestas mientras la vivimos. Yo no digo "quiero esto" o "me gustaría aquello". Prefiero dejar fluir mis pensamientos, y en su recorrido por mi mente, esquivando mis recuerdos, mis miedos, mis prejuicios y mis anhelos, esperar a que salte, sin previo aviso, la pregunta adecuada.
 
¿En qué punto de mi experiencia me encuentro? ¿Cómo he llegado hasta aquí? ¿Hacía dónde me gustaría dirigirme? ¿Qué estoy dispuesto a hacer para conseguirlo? Las lanzo al aire y no las contesto activamente, sino que espero pacientemente las respuestas. Éstas siempre son certeras y vienen de no sé bien dónde, pero seguro que de ese lejos-cerca que nos rodea.
 
En todo ello, se hace preciso destacar la importancia de estar solo. Una soledad deseada y productiva. Ese es el contexto en el que van surgiendo las preguntas y, casi con seguridad, sus respuestas. A veces lo mejor es adentrarse en el campo, entre los árboles, donde el silencio suena tan diferente. Afinar el oído y escuchar los mensajes que la Naturaleza te envía sólo a ti. Mensajes exclusivos por descifrar. El alma se esponja y entras en contacto con tu verdad; aquella que te mira a la cara y te habla de tú, cariñosa pero implacablemente. Rito solemne de comunión entre el ser y su verdad. Casi como un bautizo del que uno sale limpio, curado y reconfortado. Preparado para un nuevo round.
 
Otras veces bien sirve un baño caliente cuando la casa está sola. O un paseo por la fría playa invernal.
 
Pero no puede uno, por menos, que hacerse las preguntas de rigor y esperar las respuestas. No hay otro modo de progresar con buen tino, de avanzar por la senda correcta, de crecer y de ser. Lo único que resta es dejar pasar el tiempo y darle la bienvenida a los mensajes. Pero tiempo, tenemos. Todo un año por delante para hacer las preguntas adecuadas y recibir las ansiadas respuestas.
 
Os deseo a todos muy buenas preguntas.
 

01 enero 2015

Comienza un nuevo año...

"Y ahora demos la bienvenida al Año Nuevo colmado de cosas que nunca han existido."
 
Rainer María Rilke
 
 
Enero comienza. Y con él las nuevas ilusiones y propósitos de mejora. No es vano este sentir, pues... ¿Qué es la vida sino una continua ansia de perfección?
 
Yo voy a dedicar todo este año a un propósito por encima de todos los demás, menores sin duda. Este propósito no es otro que la búsqueda de la verdad. Mi verdad, pues todos tenemos la nuestra, la que necesitamos y nos conviene según el sitio que ocupemos y el grado de entendimiento que poseamos.
 
Así que, decidido: emprendo una aventura que confío en que me llevará, no a nuevos comienzos, sino, mucho más importante, a construir un mundo del que se nutrirán mis recuerdos en el futuro. Dejo, por tanto, que este invierno frío vaya realizando su hechizo. Abrigado por mi bufanda de lana, me adentro en las largas tardes oscuras y silenciosas en busca de la vida con sus animadas conversaciones entre amigos, las cenas inesperadas y, también, los gozos que la soledad trae a mi mundo. La temperatura desciende al caer la noche y cae un velo húmedo sobre los tejados de mis vecinos. ¡Qué paz! la Naturaleza entera me grita silenciosa que ahí está la verdad, esperándome para que yo la desvele, para que la descubra y la disfrute. El resplandor del fuego de la chimenea ilumina mi cara. Me digo que este es un mes para soñar, para pensar en el año que comienza, para ilusionarme con este viaje interior que recién emprendo y que me transformará en alguien mejor y más completo.
 
Se abre un nuevo capítulo por escribir. Tengo plena confianza en que ahora es, precisamente, el momento indicado. Me pongo a ello, saco mis afanes secretos y los analizo, los pongo en valor y los defiendo.
 
Hoy, el primer día de este 2015, lo he dedicado a sembrar sueños.