¿Qué es Propósito & Acción?


De poco sirve tener una IDEA si no la pones en PRÁCTICA. De nada sirve marcarte un OBJETIVO si no haces el TRABAJO que lo convierte en realidad. Pero lo más importante es tener clara tu META y trazar una hoja de ruta que se ajuste a tus NECESIDADES. Precisarás ORIENTACIÓN FORMATIVA para recorrer el camino, MOTIVACIÓN que te impulse hacia adelante y ASESORAMIENTO PERSONAL para sacar lo mejor de ti mismo.

Ese es el PROPÓSITO, pasemos ahora a la ACCIÓN.



Pensando en el propósito para pasar a la acción...

19 septiembre 2016

Se aproxima el inicio de las clases y yo con el "A tí, Manué...".


Quedan pocos días para que comiencen las clases en P&A. Esta semana se pone en marcha por fin el Nuevo Curso Completo de Gª e Hª 2016-2017, un curso del que espero mucho, la verdad sea dicha. Y de los opositores matriculados en él, también. 

Los hay nuevos en P&A. Vienen, al menos aquellos con los que he podido hablar, llenos de ganas y con ilusión por aprender y hacer las cosas bien. También les noto cierta incertidumbre por qué haremos en clase y qué es lo que tienen que hacer ellos para sacarle provecho a este proyecto que ahora comienzan. No os preocupéis por eso. En un par de semanas os daréis cuenta de cómo está el trabajo planificado y, por tanto, cuál es la respuesta que a esto debéis dar. Sin problemas.

También los hay antiguos. Opositores que llevan ya algún tiempo en P&A y que no quieren perder el ritmo de trabajo, conscientes de que lo por ellos conseguido hasta ahora no es poco y que hay que seguir trabajando para alcanzar la meta deseada. ¿Recordáis vuestro primer día en P&A? Yo recuerdo ahora muchas de vuestras caras, ilusionadas y, al tiempo, asustados por la responsabilidad y la incertidumbre de la oposición. Pero aquí estáis ahora, nada que ver con lo que eráis entonces. Esto es casi lo que más me gusta de la preparación: ver la evolución de los opositores. Y aquí llega Manuel…

Esto te lo debo, amigo.

Recuerdo cuando llegaste a mis clases por primera vez, hace tiempo ya. ¡Verde como una lechuga! Pero con potencial. Y, lo que más me importa ahora, consciente de que lo que sabías hasta ese momento no era suficiente para conseguir lo que te habías propuesto. Recuerdo cómo me comentabas mil y una ideas para tu programación de Geografía, y ahí me di cuenta de que tu vocación por enseñar era de fina ley. Y así transcurrió tu primer año de preparación, entre temas y unidades didácticas. Y entre risas, que siempre las ha habido en mis clases.

Tu primer año de preparación ya te valió una buena nota que te abrió las puertas de la interinidad. Todos queremos la plaza a la primera, pero sabemos que eso no es tan fácil. Empezar a trabajar e ir haciéndote profesor mes a mes, dejando que tus alumnos sean los que te van dando la forma docente y asumiendo lo bueno y lo menos bueno de esta profesión que cansa –es la verdad-, pero te mantiene vivo año tras año. El elixir de la eterna juventud te lo suministran los alumnos con sus cosas…

Luego tuviste que atravesar un desierto, de la mano de muchos compañeros como tú. Ese alejamiento obligado de las aulas por un tiempo no te desanimó –ni te agrió el carácter-, pues ya habías probado las mieles de la docencia y estabas enganchado a ellas. Alguna vez me has dicho que has aprendido mucho conmigo. Y mira tú que creo ahora que, por encima de lo académico, tengo yo algo que ver con la entereza que has demostrado a lo largo de estos años, soportando los reveses de la oposición. Si así fuera, no hay cosa que más me agrade que esto.

Todo el proceso de tu preparación ha sido, en fin, como ha tenido que ser… Cada uno tenemos un camino que recorrer y éste alterna tramos cómodos y llanos con otros empinados y llenos de obstáculos. Pero a la cima hay que llegar. Como tú has llegado, gracias a Dios. Cada triunfo tuyo lo he vivido como cosa mía. Y me he dolido con los pocos fracasos. Más que fracasos, compás de espera. Y es que ya aprendí que las cosas necesitan su tiempo. Y estoy seguro de que tú también lo sabes. Pero lo del 2014 fue duro. Seguro que para ti más que para mí. Pero para mí también, ¡qué leches! Esas plazas robadas por un pellizco…

Hay que estar en sintonía, me has escuchado mil veces decir. En sintonía con la oposición – y por extensión, con la vida-. Y eso cuesta lo suyo. Pero es el premio más grande. Y yo creo que tú si lo has logrado. Has tocado con la punta de los dedos ese estado de sintonía del que a menudo hablo. Ese es el premio gordo de todo esto. Sé que lo has visitado porque cuando he hablado de esto en el aula, con el resto de los compañeros, entre las caras de “¿de qué me está hablando este tío?” asomaba la tuya con una sonrisa esbozada y el brillo en los ojos del que se aproxima a sabio. Y yo me decía entonces: “Manuel ya está”. No te confíes, la sintonía alcanzada viene y va… Es aventurera la joía, pero siempre vuelve a casa. Aprovéchala ahora para la vida, para tu vida…

Y esa sintonía fue la que te dio la plaza este verano de 2016. Además de tu trabajo, tus conocimientos, tus pulsos ganados a la voluntad, tus largos trayectos entre los institutos de turno y P&A… Has sido un opositor ejemplar, un ejemplo para todos. Y ahí está la recompensa. Quiero recordarte ahora algo que me has oído mil veces… Y creo que ahora lo entiendes más que bien, por completo. En mi caso, las oposiciones, además de la plaza y todo lo que eso conlleva, me convirtieron en una persona distinta y mejor. Y ese fue el fruto dorado que, de entre esa cosecha tan abundante, yo recogí hace ya muchos años. Alguien que no teme a los retos y los enfrenta con serenidad y convencimiento de que sí, de que no hay meta que no se alcance si uno logra, una vez más, estar en sintonía con el proceso.

Los caminos que en la vida recorremos son así, llenos de curvas. Y desde algunos tramos no podemos saber que hay después de esa tan pronunciada a la que me aproximo. Los hay que van frenando para tomarla despacio. Yo aprendí que las curvas tan cerradas hay que tomarlas a toda velocidad, sin reservas y sin dolerse, para salir despedido y pasar de nivel, alcanzando el mundo nuevo que en nuestra mente pergeñamos mientras soñamos.

En fin, Manuel, que tus triunfos son los míos. Y que estoy orgullosísimo de ti, miarma.

Mira lo que se me avecina ahora con toda esta gente nueva, o casi, que tiene todavía el camino por recorrer. Apenas asoma una suave curva allá en el horizonte. Y como hice entonces, en tu primer año, también en este miraré con disimulo, buscando en la mirada de alguno de ellos el hambre de logro que tenías tú.

07 septiembre 2016

Oposiciones en 2017: ¿Presentarse en otras CC. AA.?

Esta entrada está dirigida sobre todo a los antiguos opositores P&A, aunque, por qué no, también puede interesaros a aquellos que iniciéis ahora vuestra preparación... No obstante, si este curso es vuestro primer contacto con las oposiciones, mi punto de vista es que no es mala idea ir despacio... Así que me dirijo, sobre todo, a los antiguos alumnos P&A...

Ya nos conocemos. Algunos de vosotros del curso 2015-2016, otros incluso de más atrás... Y os pregunto: ¿Qué vais a hacer en estos próximo meses? Sí, ya sé... Algunos de vosotros vais a seguir con vuestra preparación en P&A, tanto en el Nuevo Curso Completo como en el Curso de Rendimiento Máximo Personalizado... También algunos me han dicho que van a hacer varios de los Nuevos Cursos Monográficos... Y no hay nadie que haya hablado con P&A que no le encante la idea del Taller de Oratoria... Otros van a hacer un descanso este curso, para volver el que viene a la carga, pensando en la convocatoria de 2018... Muchos se están estrenando como funcionarios desde hace pocos días (esa sensación de los primeros meses no se olvida nunca, sobre todo si no habéis trabajado antes), otros ya están con su maleta preparada para desembarcar en sus nuevos destinos como interinos... Y no son pocos los que están a la espera de que los llamen para comenzar a trabajar...

Mi pregunta va en otro sentido... Me refiero a lo siguiente: ¿Habéis contemplado la posibilidad de presentaros en 2017 a las oposiciones en otras CC. AA.? Del grupo de opositores P&A hay algunos que ya lo hicieron así en 2015 y, aunque no consiguieron plaza, si que han trabajado como interinos con vacante (y ahora comienzan su segundo curso, pues el contrato que les hacen les permite trabajar de oposición a la siguiente oposición). No es mala idea. Más que nada porque os obliga a poneros las pilas, a no dormiros en los laureles a la espera de la convocatoria de Andalucía de 2018. Y si, además, conseguís plaza o, en su defecto, una buena nota, pues miel sobre hojuelas... Luego no es complicado, tras pasar por el primer destino definitivo, concursar y trasladaros a Andalucía (ya sabéis que esto se puede hacer, que podemos saltar de un sitio a otro).

Teniendo en cuenta lo exhaustivo de la preparación que habéis recibido, creo que los materiales P&A y las indicaciones que os he dado a lo largo de tantas horas de clase pueden, sin duda, jugar a vuestro favor en otras CC. AA. A la calidad de lo trabajado le podemos sumar lo original de nuestros planteamientos en temas, prácticas y programación... No perdáis esto de vista, aunque también tenéis que tener claro que no se aprueba por ser original ni diferente, sino por presentar un buen trabajo que deje satisfecho al tribunal... Y no dudo de que lo que yo os he presentado siempre es de calidad. Ahí está la diferencia, en la calidad sumada a la originalidad. Además, se me ocurren algunas líneas de trabajo que podría recomendaros para temas y prácticas en relación a algunas comunidades que tienen previsto convocar oposiciones docentes de secundaria este año... 

Por otro lado, en este curso 2016-2017, como ya sabéis, voy a rehacer la programación y sus unidades dando un salto cualitativo importante en su propuesta didáctica. Ha llegado el momento de hacer algo nuevo y, en la medida de lo posible, diferente. En esta Nueva Programación P&A lo que impera es la didáctica, concebida como un todo más que como el hilo conductor de las distintas actividades. Y la legislación no será determinante a la hora de su diseño. No es el momento de la legislación, sino todo lo contrario... Por eso mismo, las nuevas programaciones que vamos a hacer en P&A son fácilmente adaptables a la legislación de las distintas CC.AA. Por cierto, recordaros que aquellos que tengan la programación de curso par deben actualizarla a la LOMCE (y en todos los casos a los Decretos andaluces que salieron este verano). De modo que, hay que trabajar la programación sí o si, tanto para las convocatorias no andaluzas de 2017, como para la próxima andaluza de 2018. Tampoco dudo que nuestra programación puede gustar, y mucho, en cualquier comunidad en la que os presentéis.

En definitiva, esta entrada lo que pretende es invitaros a reflexionar sobre la posibilidad de prepararos y presentaros en cualquier otra comunidad, pero sin olvidarnos de Andalucía. En este curso 2016-2017 correríamos con dos caballos a la vez... Sigo machacando la preparación para Andalucía y, además, la aprovecho para ¿Extremadura, por ejemplo?, adaptando la programación y mirándome algunas prácticas locales. Me encanta la idea de hacer un algún Curso Monográfico de prácticas de ¿Extremadura, por ejemplo? Otro nuevo proyecto...

Lo importante es que no cejéis en el empeño de conseguir vuestro objetivo, que no es otro que dedicaros a la docencia hasta que os jubiléis. En eso somos todos iguales, vosotros y yo mismo. Pues nada, cabeza fría para pensaros este asunto. Yo me voy pensando lo de los Cursos Monográficos por CC. AA.

¡¡Hasta muy pronto!! 



05 septiembre 2016

Reflexión dirigida a todos los nuevos alumnos P&A

Todavía no nos conocemos, al menos a la mayoría de vosotros, pero ya comienzo a teneros presentes en mi día a día. No sé cómo sois, ni cuál es vuestra percepción de las oposiciones, ni cuánto de vosotros mismos estáis dispuestos a poner encima de la mesa para conseguir vuestra meta, ni siquiera cómo es vuestra forma de trabajar... Pero ya hace algunos días que no dejo de pensar en vosotros y lo que pretendo hacer con vosotros en el Nuevo Curso Completo P&A.

Soy preparador. Y esto es algo muy similar a ser profesor, pero no igual. No obstante, también para mi es septiembre el primer mes del año (esta manía del docente de contar los años de septiembre en septiembre). Y, cómo no, me he hecho mi lista de buenos propósitos. De sobra sé que algunos de ellos se quedarán en el tintero, sin llevar a cabo, pero eso es algo consustancial al proceso de iniciar un nuevo curso y declarar tus mejores intenciones de superación y progreso. No importa. Lo único importante es ponerte en marcha, ser consciente de que quieres conseguir algo que es bueno para ti y, finalmente, ir detrás de ello. Ir detrás hasta conseguirlo. Cueste lo que cueste y el tiempo que sea preciso emplear.

Uno de esos buenos propósitos que me he hecho es poner todas mis fuerzas y energías en conseguir que mis alumnos cambien pronto el chip que les sirvió para otro tipo de objetivo (estudiar la carrera, por ejemplo, o un máster... O varios). PREPARARSE LAS OPOSICIONES NO ES LO MISMO QUE ESTUDIAR EN LA UNIVERSIDAD. Y, por lo tanto, el método tiene que ser distinto. Y la mentalización, otra muy diferente. Echo la vista atrás y recuerdo a muchos de mis opositores del curso pasado... A pesar de mis palabras y advertencias, a la mayoría de ellos les costaba entender esto que ahora digo una vez más: no se trata de estudiar sin más, no se trata de eso... Hay que entrenarse en la preparación. Es decir, HAY QUE CONVERTIRSE EN UN ESTUDIANTE DISTINTO: EN UN OPOSITOR. EL MEJOR POSIBLE... Recuerdo a algunos muy trabajadores que todo lo fiaban a ir echando trabajo a la saca de lo conseguido. No diré que eso no sea importante, y mucho que lo es, pero no es lo que da la plaza... La preparación es un entrenamiento en el que entran en juego muchos aspectos: adquirir nuevos conocimientos, aprender a exponerlos de la mejor manera posible, desarrollar competencias y habilidades que te hagan sobresalir entre el grueso de los opositores, aprender técnicas de resolución de las distintas pruebas que tendrás que superar, etc.

Pero hay otros aspectos que son los definitivos y que distinguen a los mejores de los menos buenos. ¿A qué me refiero? Debes entrenarte para que el día del examen tu acción sea mecánica, que fluya sin miedo, ese miedo o desconfianza que termina boicoteando a la mayoría de los opositores que no consiguen los resultados esperados... Debes estar brillante, y eso no se consigue sólo sabiéndote muy bien el tema y las prácticas que vayas a desarrollar y resolver, sino cuando haces el examen en una especie de estado de gracia... ¿Cómo se consigue esto? Con una buena preparación que coordine los aspectos meramente académicos e intelectuales con otros más intangibles... ¿O es que el ganador de una medalla de oro en las olimpiadas es simplemente un atleta que ha entrenado más y mejor que los demás? ¿O, quizá, es una cuestión genética, meramente física? Ni mucho menos y todos lo sabemos... El ganador de la prueba está lleno de energía que lo impulsa hacia la meta más rápido que los demás, más fluido, menos esforzado... Ese es el secreto: la brillantez en las oposiciones se consigue cuando se ha superado el esfuerzo. No digo que el esfuerzo no esté, sino que este esfuerzo ya no duele... Fluyes con naturalidad y exactitud hacia la meta, en este caso la nota del examen, quizá la plaza. Y para esto sólo hay un camino: la mejor preparación.

Yo pretendo dártela, pero para eso debes confiar en mi. CONFIAR en mayúsculas. No confiar en mi como persona, ni confiar en algunas cosas si y en otras cosas no o a medias. Te pido que confíes en mi experiencia en este mundo (paranoico) de las oposiciones docentes. Una experiencia de 24 años ya desde que empecé con mi primer temario (media vida). En esto, todos los preparadores somos autodidactas y sólo nos basamos en lo que sobre el proceso aprendimos como opositores, primero, y como preparadores, después, una vez que conseguimos el nombramiento como funcionarios. Esa experiencia debe valer para ti, que ahora empiezas... Y cuánta más larga y rica sea, mucho mejor. Yo ofrezco a mis opositores, además de mis materiales (ahí están para seas tú mismo el que los valores), mis clase (ídem) y mi dedicación (ídem de nuevo), toda mi experiencia y mi energía para que todo fluya y te conviertas en el mejor opositor posible. Pero, para esto, tienes que colaborar y poner de tu parte...  Este curso 2015-2016 he tenido la suerte de contar con varios opositores que así lo hicieron y ahí están los resultados. No es fácil conseguir la plaza tras 9 meses de preparación, sin tener tiempo de servicio como interino ni un baremo de méritos espectacular, pero en P&A siempre tenemos casos de esos. ¿Por qué? No son más listos que otros que atrás se quedaron. Ni siquiera trabajaron mucho más que otros que no lo consiguieron a pesar de su denuedo. Entonces, ¿qué fue? FLUYERON...

Esto que digo no es magia potagia ni pensamiento positivo ni nada venido de la New Age... Esto es la vida real y la explicación sobre cómo se consiguen las cosas... Lo saben bien todos aquellos que lo consiguieron, que lograron fluir con las oposiciones. y ahora son funcionarios... Cuando les preguntan cómo lo hicieron, todos comienzan contando lo mucho que estudiaron, las horas que les robaron al sueño y al ocio, el sacrificio que hicieron en definitiva... Pero, al final, todas estas consideraciones sobre qué tiene que hacer un opositor para sacar la plaza quedan sin cerrar, pues aunque todo el que fluyó sabe que lo hizo, es tan difícil explicarlo, ¿verdad?. Incluso explicárselo a uno mismo. Todos sabemos qué pasó, pero no sabemos ponerlo en palabras... Incluso hay opositores que comenzaron a fluir después de un leve tropezón en la primera parte del examen. Esas historias del opositor Ave Fénix, donde hay tanto de orgullo y amor propio, son mis preferidas...

Debo decir que no sólo han conseguido plaza opositores P&A sin tiempo de servicio, sino que me enorgullezco de haber puesto mi grano de arena para que otros opositores, interinos ya, accedan a la condición de funcionario, tan merecida, por otra parte... Y es cada uno fluye cuando le llega la hora, ni antes ni después... Esto es así. Y todo el que lo ha experimentado lo comprende.

Estas oposiciones 2016 hemos tenido unos resultados muy satisfactorios en P&A. De las 200 plazas ofertadas, 26 de ellas las consiguieron opositores preparados por mi. Y, siendo éste el premio gordo, hay otras datos que también hay que tener en cuenta: 96 opositores han aprobado los dos exámenes, y algunos de ellos con notas muy altas, la mayoría por encima de 7 puntos, y no pocos alcanzaron el sobresaliente. En esto suelo ser discreto (quizá sea en lo único): no publico sus nombres, no me gusta... Aunque, si algunos de los opositores nuevos P&A quiere conocer sus nombres, en administración disponemos de la lista oficial donde figuran sus nombres y sus notas. También podéis ver sus nombres publicados en listas que no son de P&A, pero bueno... Eso siempre ha sido así y creo que siempre lo será. A buen entendedor... 

Tengo por objetivo conseguir que muchos de los nuevos opositores P&A que comienzan en un par de semanas el Nuevo Curso Completo de Gª e Hª consigan triunfos similares en las oposiciones de 2017 (Extremadura es una buena opción) y, sobre todo, en las andaluzas de 2018. Para lograr esto todos debemos poner de nuestra parte. Yo estoy más que listo para darlo todo (lo del curso pasado y el nuevo fruto de todo lo aprendido hasta ahora)... Lo que necesito es que tú también lo estés. No se trata de una mera intención, es algo más... Veréis, ha menudo abunda la gente que responde a eso de "Arrancá de caballo, pará de burro", y eso tiene consecuencias no buenas... Busco opositores realistas consigo mismos, que no quieran engañarse respecto a su nivel y punto de partida, ni siquiera sobre su fuerza de voluntad. Busco opositores consecuentes y esforzados. Busco opositores que no se duelan demasiado y que estén dispuestos, con paciencia, a superarse a sí mismos. Busco opositores dispuestos a aprender, incluso ansiosos por ello. Los busco para darles la mejor preparación que sé dar. Y que consigan fluir con el proceso para llevarse a casa el premio gordo.

Eso es lo que busco. Si tú buscas FLUIR, en P&A me encontrarás.

¡¡Hasta muy pronto!!