¿Qué es Propósito & Acción?


De poco sirve tener una IDEA si no la pones en PRÁCTICA. De nada sirve marcarte un OBJETIVO si no haces el TRABAJO que lo convierte en realidad. Pero lo más importante es tener clara tu META y trazar una hoja de ruta que se ajuste a tus NECESIDADES. Precisarás ORIENTACIÓN FORMATIVA para recorrer el camino, MOTIVACIÓN que te impulse hacia adelante y ASESORAMIENTO PERSONAL para sacar lo mejor de ti mismo.

Ese es el PROPÓSITO, pasemos ahora a la ACCIÓN.



Pensando en el propósito para pasar a la acción...

05 enero 2015

La carta a los Reyes Magos de Oriente

"Ningún pesimista ha descubierto nunca los secretos de las estrellas, ni navegado a tierras inexploradas, ni ha abierto un nuevo cielo para el espíritu humano."
Hellen Keller
 
Llega un momento en la vida de todos en el que echamos de menos a la persona que deberíamos haber sido. Incluso, esto puede ocurrirnos no una sola vez, sino varias veces... De pronto, nos detenemos y echamos la vista hacia atrás, y recordamos aquellos anhelos y sueños de no hace tanto tiempo. ¡Cuán a menudo dejamos lo importante a un lado para acudir a lo inmediato sin que ello sea verdaderamente urgente! Ese es el origen y la causa de que ahora no estemos allí donde un día no muy lejano soñamos llegar... Y por ello es tan importante tener muy claro tu plan de actuación y, más importante aún, hacerlo realidad día a día. Obviamente, esto es algo que conlleva sacrificios, pero no hay esfuerzo más gratificante que aquel que, haciéndolo, te acerca a la meta soñada. Y cuando digo sacrificios, me refiero sobre todo al acto de renunciar a hacer aquello que por inercia seguimos haciendo, pero que sabemos que no nos lleva a ningún sitio que no sea, precisamente, éste al que nos sentimos anclados sin especial satisfacción.
 
Hay dos "zonas de confort" (tan de moda esto, últimamente) que son especialmente peligrosas para nuestro progreso: la primera es la falsa seguridad conformista de lo cotidiano; la segunda es estar toda la vida a punto de dar el primer paso del cambio, pero sin llegar a darlo de forma efectiva. Ser optimista y positivo sin que ello conlleve un cambio de actitud real es eso mismo: estar anclado en el "puedo hacerlo y ya lo demostraré... mañana". La promesa del mañana es la gran trampa en la que caen los más incautos de los bienintencionados.
 
Por todo ello, la prioridad es aunar lo importante con lo urgente, actuando sobre ello de forma cotidiana, pues no tenemos realmente otra obligación que la de llegar a ser aquello que realmente queremos ser. Fácil decirlo (o escribirlo) y no tanto, hacerlo realidad. Pero como todo en esta vida, toda consecución comienza por un pequeño paso. Y si alguien nos da un empujoncito suave pero decidido en la dirección correcta, mejor que mejor...
 
Yo voy a recurrir para el empujoncito en cuestión a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar. Ahí va mi carta de este año:
 
Queridos Reyes Magos:
 
Empiezo dándoos las gracias por todos los regalos que a mi vida habéis traído en años anteriores. Si hago balance, lo cual es muy recomendable, no puedo por menos que reconocer que soy muy rico en lo material y lo espiritual, Tanto es así que veo claro que debo simplificar, pues de mucho tengo en exceso; así que los próximos meses los dedicaré, entre otras cosas, a hacer limpieza, separando el grano de la paja, e identificando lo fundamental para que mi vida sea más gratificante. Confío en que me aportaréis claridad de ideas en esta labor de limpieza que estoy decidido hacer, de modo que, cuando el orden predomine sobre cualquier otra cosa y sentimiento, la armonía reinará en mi vida, tanto interna como externamente. Sin duda, esta armonía y la consiguiente paz interior harán posible que todo lo ordinario se convierta en bello... ¡Es tan importante rodearse de cosas, personas y sentimientos bellos! ¡Es tan radicalmente diferente actuar movido por la belleza de los actos! Impregnado de este tipo de belleza, no dudo de que se abrirán para mi y los míos las puertas de la alegría...
 
En resumen, Queridas Majestades, que lo que os pido como regalos no es otra cosa que, y lo escribiré por su orden exacto, lo siguiente:
 
Ser capaz de expresar GRATITUD por todo lo que me rodea.
 
Tener la capacidad de discernir hasta llegar a la SIMPLICIDAD.
 
Conseguir que impere el ORDEN en todos y cada unos de los aspectos de mi vida.
 
Disfrutar de la ARMONIA que todo este proceso traerá a mi vida.
 
Rodearme de toda la BELLEZA posible.
 
Irradiar a los demás la ALEGRÍA conseguida.
 
Y todo ello por una sencilla razón; más que sencilla, concreta y definida. Es la siguiente:
 
HA LLEGADO LA HORA DE SER AQUEL QUE SIEMPRE QUISE SER.
 
Muy agradecido de antemano, y con una confianza sin fisuras en que me apoyaréis en este viaje interior que me conducirá a la realidad anhelada, se despide lleno de amor y consideración por su generosidad,
 
Yo, ese que comienza a ser.