¿Qué es Propósito & Acción?


De poco sirve tener una IDEA si no la pones en PRÁCTICA. De nada sirve marcarte un OBJETIVO si no haces el TRABAJO que lo convierte en realidad. Pero lo más importante es tener clara tu META y trazar una hoja de ruta que se ajuste a tus NECESIDADES. Precisarás ORIENTACIÓN FORMATIVA para recorrer el camino, MOTIVACIÓN que te impulse hacia adelante y ASESORAMIENTO PERSONAL para sacar lo mejor de ti mismo.

Ese es el PROPÓSITO, pasemos ahora a la ACCIÓN.



Pensando en el propósito para pasar a la acción...

20 junio 2014

Después de tantas semanas, aquí de nuevo: Última reflexión antes del examen de oposición del día 22 de junio de 2014

La última vez que escribí en el blog fue el 12 de abril de 2014, con una entrada para desearos a todos unas buenas vacaciones de Semana Santa... Mi idea era seguir escribiendo hasta el final de curso para ir marcando el ritmo de los repasos, haciendo una entrada por tema, de modo que pudiera plasmar de un modo breve el contenido de cada uno de ellos y hacer un recuento de las decenas de prácticas que hemos trabajado en clase... Pero no pudo ser así... El hombre propone y Dios dispone...

Me partí el cuello del húmero derecho el Domingo de Resurrección, resbalándome al salir de la piscina y dando con mi hombro derecho en el suelo y cayendo todo el peso de mi cuerpo sobre él...  ¡Imaginaos el susto! Con todo el trabajo que tenía por delante, a dos meses y medio de las oposiciones, y con el brazo (y la mano) derecha inutilizada para escribir y para todo lo demás...

Ahora si lo puedo contar, pues en el hospital me dijeron que me tendrían que operar para colocarme en su sitio el hueso, fracturado por tres partes (rotura de cuello quirúrgico... aquello me sonó a fin del mundo)... Me pusieron el hombro-brazo bien y me ataron a un cabestrillo, emplazándome a una revisión en 10 días para confirmar que habría que operar... Lo confieso: me agobié...

Pero si ya he aprendido algo es que cuando a la cosa la pintan fea no debe ser uno el que la termine de estropear, así que me encomendé a todo lo encomendable, me prometí no mover el brazo para nada y empecé a trabajar mentalmente para que todo saliera lo mejor posible y no me tuvieran que operar...

Gracias a mi gente que me quiere pude seguir adelante, pues no sólo necesitaba ayuda para la intendencia doméstica diaria (asearme, vestirme, desvestirme, comer, traerme al despacho y llevarme a casa, etc.), sino que tuve que enfocar el trabajo del despacho desde otro punto de vista... Aprovecho para agradecer a mi cuadrilla de incondicionales, con Paco a la cabeza, que hicieron posible que todo saliera como finalmente salió...

Cuatro días después de la caída estaba yo dando mi clase en las aulas de la planta 11 de P&A... Con mi cabestrillo azul, dopado para el dolor (insoportable) hasta arriba y pidiéndole al Universo entero que hiciera posible que mi cerebro respondiera a toda esa cuesta arriba que yo tenía que explicar... Y lo hice. No me pregunten cómo, pero bien saben todos que lo hice...

Os engañé cuando me preguntasteis por el diagnóstico. Imaginé que si os decía que quizás me tuvieran que operar, habríais entrado en un mar de dudas (modo pánico ON). Y eso, a dos meses y medio del examen, no era conveniente... Así que os dije que todo estaba más o menos bien. Y, ciertamente, todo comenzó a ir mejor...

A los diez días volví al hospital y el doctor me dijo que, tras ver la nueva radiografía y compararla con la anterior, se sorprendía al comprobar cómo mis tres partes del cuello del húmero estaban encajando por su cuenta... Y que no era conveniente tomar una decisión sobre la intervención quirúrgica de momento... Me volvió a citar para diez días después... Respiré aliviado y lo tomé como el respaldo que precisaba y que la vida me proporcionaba...

Seguí con mis clases, cerrando los temas y colocando los cientos de prácticas en su sitio utilizando la mano izquierda y su dedo índice... ¡¡¡¡Tendríais que haberme visto haciendo los power point para las clases con un dedito!!!! Las horas de trabajo se hicieron interminables. No exagero si os digo que algunos días pasé más de 14 horas en el despacho, sin levantarme prácticamente del sillón, para poder tener el trabajo a punto y que no se notara merma de calidad alguna... Sé que sufro el defecto de perfeccionismo, pero bendito sea!!!! 

Poco a poco pude bajar la dosis de calmantes para el dolor y, así, puede rendir más en el despacho y en el aula... Imagino que habréis notado que algunos días estaba un tanto espeso en las explicaciones... Pero, al final, pude pasar sin los potentes analgésicos que me permitían trabajar sin dolor al mismo tiempo que me impedían pensar con claridad y unir con coherencia unos conceptos y otros...

Diez días más tarde, el 19 de mayo, mi doctor me dijo que lo mío era algo bastante excepcional y que las tres piezas del hombro derecho habían encajado al 100%... ¡¡¡No era necesario operar!!! Me dijo que el reposo había sido determinante para tan sorprendente evolución... ¿Reposo? Si él supiera...  ¡¡¡Fuerza mental y ganas!!! ¡¡¡Confianza y determinación!!!!

Comencé con la rehabilitación... Escalerita para arriba, giro en redondo, balanceo de derecha a izquierda, de delante a atrás, y varios ejercicios más que iba alternando en el despacho con las tareas que el trabajo me imponía...  Una mañana a la semana, visita al hospital para hacer la rehabilitación supervisado por los médicos... La última visita al traumatólogo terminó con un: "No sé lo que has hecho, pero sigue haciéndolo". Un mes después de la caída ya podía utilizar la mano derecha, que tecleaba en el ordenador a la velocidad de un rayo, queriendo abarcar todo lo que en las semanas anteriores había tenido que ir dejando aparcado a un lado...  

Y así fue cómo me quité el cabestrillo por fin y, poco a poco, hacer lo que tenía que hacer me terminó curando mis instrumentos básicos de trabajo: el brazo derecho y la mente...

No digo que no hubiera momentos difíciles, que los hubo... Hasta momentos de casi desesperación y abatimiento... Alguna lagrimita de rabia, impotencia y frustración se asomó a mis ojos... Pero no los compartiré ni les haré publicidad, que no soy yo de mucho recloquearme en mis dificultades y bajones... Ni de protestar, sino más bien de coger el toro por los cuernos y apechugar...

Y así terminé el curso el pasado 14 de junio... Y del mismo modo impartí los cursos monográficos de Patrimonio de Andalucía (27 de mayo) y mapas del tiempo (3 de junio), y los tres de repaso de prácticas los días 16 (Geografía), 17 (Historia) y 18 de junio (Arte)... Y así he mirado decenas de programaciones con sus unidades... Cientos de folios bien bonitos con los que vais a poder defender el examen oral...   Y ahora miró atrás y, lejos de parecerme imposible, lo que siento es mucho orgullo... ¿Por qué no decirlo? 

Y por todo ello puedo decir hoy que fui puesto a prueba y la prueba fue superada. No me rendí sino que acepté el reto con la determinación de que lo iba a ganar. No dudé ni un instante de que así sería. No contemplaba otra posibilidad... Se ve que voy teniendo cierto carácter, al fin...

Hace cuatro años que comencé a preparar el examen que tendréis (en realidad, tendremos...) que pasar el próximo domingo día 22 de junio... Cuatro años en los que han pasado tantas cosas...

El curso 2010-2011 impartí un curso introductorio de prácticas, empezando a trabajarlas con muchos de vosotros: mapas y textos históricos, climogramas y mapas del tiempo, pirámides de población y ejercicios demográficos, bloques diagramas, hidrogramas, comentario de obras de arte e ilustraciones y carteles históricos... Y no sé cuantas cosas más...

El curso 2011-2012 fue el annus horribilis que todo opositor y preparador tiene. Y si que lo fue... Nuevo temario, cambiado sobre la marcha tres veces por los sucesivos ministerios (como si no fuésemos seres humanos, oiga...), prácticas de mil y un tipos, programación ajustada a los cambios y 15 unidades que exponer, llenas de contenidos curriculares pero sin poder utilizar materiales auxiliares que los contuvieran... Hay veces que uno comprende que los que llevan el asunto no tienen mucha idea del mismo... Pero bueno, resistimos... Y nos dieron el golpe mortal (o casi) en nuestras testarudas cabezas: el recurso del Ministerio de Hacienda a la convocatoria de Andalucía que dio al traste con muchos meses de trabajo... ¡¡¡Muchas gracias por aquello!!! No lo olvidaremos nunca... 

El curso 2012-2013, resurgidos como el ave fénix, y dispuestos a ponerle al mal tiempo buena cara, nos lanzamos a estudiar con el convencimiento de que las oposiciones llegarían más temprano que tarde... Algunos nos tacharon de locos, incluso los hubo que tuvieron que disimular que estaban estudiando para que algunos "listos" no se rieran de tal pretensión... ¡¡¡Qué buen curso fue ese!!! Hubo de todo y en el mejor sitio: curso introductorio para nuevos alumnos, curso de mantenimiento para antiguos alumnos, curso intensivo para los que quisieran profundizar en el temario y sus prácticas... Y sin la presión del examen en cuanto llegara el verano...

Este curso 2013-2014 ha sido la caña, si se me permite la expresión... Nuevos, antiguos y súper-antiguos alumnos, todos mezclados en la modalidad de curso "a por todas"... Y las modalidades específicas según las necesidades de cada cual: modalidad de programación y unidades, modalidades monográficas y modalidad exprés que cada uno fue sumando a su preparación como pudo y quiso...

El caso es que este curso, como ningún otro antes, he podido decir con un convencimiento pleno que no me he reservado nada, que lo he dado todo, al menos todo lo que tengo... La conciencia la tengo tranquila no, tranquilísima... Y ya sabéis lo que eso significa en mi caso... Lo he dado todo y estoy preparado para recibir, a cambio, lo que corresponda...  

Después de más de diez años de preparador de oposiciones, no recuerdo ningún otro con esta sensación de plenitud... Y es que, si sumamos los años de opositor y los años de preparador, una gran parte de mi vida se ha ido desarrollando junto a este temario...

Veinte años, desde 1994, trabajando este temario y sus prácticas ya han dado de sí todo lo que podían dar... Veinte años para comprender, analizar, profundizar y darle coherencia a cada uno de sus 72 temas, a cada una de sus miles de prácticas posibles... Comparo mis primeros temas con los que os he entregado este año y no hay color... Algunos de vosotros, que lleváis cinco años ininterrumpidos conmigo, sois testigos de cómo ha sido esta evolución... Otros, que habéis vuelto a mis clases después de algunos años de "living la vida loca", me habéis hecho saber vuestra satisfacción por la calidad de la preparación... Y eso es lo que yo pretendo, llegar a mi tope, alcanzar el último escalón, cruzar la meta de una carrera en la que sólo participo yo, pero que la puedo perder si no hago por ganarla...

72 temas escritos en 1.224 páginas...

72 temas resumidos en 144 páginas ocupadas por mapas conceptuales...

Alrededor de 5.000 fuentes para trabajar como prácticas, todas ellas relacionadas con los temas y enlazadas con sus contenidos...

Más de 8.000 diapositivas de power point visualizadas en clase, cargadas de imágenes, textos, mapas, ideas y esquemas...

Millones de palabras expresadas como mejor he podido a pesar de las dificultades (este cerebro mío tan díscolo, pero domado finalmente por una voluntad tan cabezona) y oídas con infinita paciencia por vosotros...

275 horas de clases recibidas entre unas cosas y otras...

Y algunas risas, por qué no decirlo...

Bueno, pues la hora de la verdad ya ha llegado... Ya está aquí el momento tan ansiado y tan temido a la vez... Pero no debéis tener miedo, vosotros no... Enfrentad el examen del domingo con el convencimiento de que habéis dado de vosotros mismos todo lo que realmente sois y tenéis... Y no penséis en nada más, puesto que nada más existe...

Unos 200 opositores preparados por mi en algún momento acuden a la cita... Os deseo a todos que se cumplan vuestros objetivos y que se haga realidad vuestra creencia más auténtica...

El día del examen os quiero enteros y confiados, tranquilos y alerta, concentrados en la tarea... No hace falta que os diga que mi yo intangible estará sobrevolando las aulas dispuesto a dar un tirón de orejas a aquel que tenga la tentación de venirse abajo y no emplear el 100% del tiempo disponible...

Aquí os dejo con un video que he preparado... Una pequeña muestra de lo mucho que hemos hecho desde el 15 de septiembre de 2013 hasta hoy... Quizás sólo sea un 0'1 por ciento de todo el trabajo que hemos sacado adelante este curso, pero para muestra bien vale un botón...   

Todo mi reconocimiento a vuestro esfuerzo, trabajo e ilusión... Y toda mi energía a vuestro favor... Ninguno vais a estar solos el día del examen... Todos formamos un equipo y yo estaré con el bastón marcando el paso...

¡¡¡FUERZA Y VALOR!!!




Chimpun 2014 from Propositoyaccion on Vimeo.