¿Qué es Propósito & Acción?


De poco sirve tener una IDEA si no la pones en PRÁCTICA. De nada sirve marcarte un OBJETIVO si no haces el TRABAJO que lo convierte en realidad. Pero lo más importante es tener clara tu META y trazar una hoja de ruta que se ajuste a tus NECESIDADES. Precisarás ORIENTACIÓN FORMATIVA para recorrer el camino, MOTIVACIÓN que te impulse hacia adelante y ASESORAMIENTO PERSONAL para sacar lo mejor de ti mismo.

Ese es el PROPÓSITO, pasemos ahora a la ACCIÓN.



Pensando en el propósito para pasar a la acción...

19 febrero 2014

El bajón que todo opositor tiene antes de los exámenes...

Lo hablé el otro día en clase y me llegan las primeras noticias... Se acerca el bajón.

¿Qué es eso del bajón? Bueno, se trata de un estado anímico en el que todo opositor que de verdad está estudiando entra en algún momento entre los meses de febrero-mayo...

¿Cuáles son los síntomas? Por lo general, el cansancio y el desánimo se apodera del opositor... Ve el final del camino que lo lleva hasta el examen como una cuesta hacia arriba muy, muy empinada, dificilísima de subir... El tiempo no le cunde y le cuesta la misma vida estudiar o retener algunos datos fundamentales (de lo secundario, mejor no hablamos...). No es una depresión, desde el estricto sentido médico, pero se le parece algo... El cuerpo desmadejado, los ánimos por los suelos, la inseguridad ha ganado la liga y, por si hiciera falta más, se llega al colmo de la introversión: ninguna ganas de contar nada, no sabe uno cómo explicar lo que le pasa...


¿Qué es realmente lo que os está pasando? Es más sencillo de lo que pueda parecer. Son sólo dos cosas las que aquí concurren: cansancio acumulado y gran peso de la responsabilidad que uno ha asumido voluntariamente... Es normal que sintáis el cansancio después de largos días, semanas y meses de estudio más o menos intensivo (algunos me dirán: años!!!). El cuerpo está cansado, agotado... El opositor somete a su cuerpo, a su mente, y también a su "alma" a una presión grande... Y eso se nota... Por eso mismo digo siempre que sólo tiene bajón aquel que está de verdad haciendo el esfuerzo adecuado... El que no estudia nada no tiene bajón... Y el que estudia poco tampoco, en todo caso algo de remordimiento... Por otro lado, hemos apostado fuerte por conseguir esta meta y todos, en diferente medida, habéis invertido vuestro tiempo y recursos en ir lo mejor preparados para una prueba en la que os vais a tener que medir con los demás... Tenéis pendientes de vosotros a todos los que os quieren bien y, aunque el opositor es uno, también "opositan" los novios y novias, maridos y mujeres, madres, padres, hijos, hijas y amigos en general... Y esa responsabilidad pesa... Mucho!!!!

Las dudas os asaltarán, preguntándoos si seréis capaces de hacerlo bien, si no fallaréis en el último minuto... Todo eso es muy normal... No hay opositor con plaza que no pueda contar esa historia o similar...  Así que no hay problema que no tenga una fácil solución...

Os daré la receta para superar el bajón, hecho ya el diagnóstico: PARAD POR UNOS DÍAS...

Si, parad... Dejad de estudiar y permitíos un descanso... Vais a ver que con un par de días es suficiente... Dejad los temas y sus prácticas, la programación y sus unidades... Interrumpir todo vuestra planificación y dedicaos a reflexionar mientras descansáis... Si, dormid un poco más y salid a pasear, mejor solos que acompañados... Reflexionad sobre los motivos de esta aventura... ¿Qué os llevó a tomad la decisión de presentaros a las oposiciones y a dedicar tanto tiempo a su preparación? ¿Cuál será el premio que lograréis por fin conseguir? Recordad cómo erais cuando tomasteis la decisión de convertiros en profesor... Tenéis que dar el último empujón a vuestro objetivo, y para eso es preciso hacer una pequeña parada para retomar fuerzas...

Salid también con alguien que os comprenda de verdad y dad una vuelta, id al cine, tomaos algo... Incluso una juerguecita sin consecuencias es buena... Daos un pequeño homenaje que os lo merecéis... Y que todo ello os sirva para cargar las pilas y, al cabo de dos días, tres a lo sumo, volver a la carga... 

No es fácil esto de ser opositor, no lo es... Me refiero a opositor de verdad... Nada que ver con eso de pasear los apuntes de aquí a allí, jugando a la lotería con temas y prácticas... Me refiero a opositores que se preparan de forma sistemática y planificada... Aquellos que llevan un número de temas considerable bien sabidos (sus temas estrellas), pero que tienen conocimientos de todos los demás... Opositores que han mirado, trabajado, reflexionado e indagado sobre miles de documentos (prácticas) de modo que su cabeza termina siendo un pequeño-gran ordenador que es capaz de relacionar esto con aquello y hacer ejercicios prácticos ricos y brillantes... Me refiero, también, a opositores que han trabajado una programación propia donde han puesto su propio concepto de la enseñanza y unas unidades en las que cada una de sus palabras y materiales han sido elegidos con sumo cuidado e intención...

Me refiero a mis opositores, claro está...  Y a otros que no son míos pero que podrían serlo por cómo hacen las cosas...

Bueno, pues si el bajón se anuncia, dadle la bien venida... Qué entre el bajón hasta el fondo del pasillo... Controlad vosotros el bajón, que no sea él el que os controle a vosotros... Descansad unos días (pocos) y luego apretad con fuerza... El bajón puede daros ahora o en los próximos meses, pero nunca en mayo... El que aguanta el bajón y lo evita, termina despeñándose pro el precipicio del gran bajón del mes de mayo... Y para ese no hay remedio...

Así que, si tiene que haber bajón, que lo haya ya mismo... Cuanto antes mejor... Mi momento idóneo para el bajón es el mes de marzo... Ya veis, yo creo que el buen opositor debe de programar hasta el momento justo de su bajón...

Hasta aquí... Aprovecho para decir que el motivo de que escriba poco últimamente en el blog es que estoy muy liado con las clases y los materiales y demás intendencias... No doy abasto... Pero quiero retomar esta sana costumbre... Esta entrada no me ha llevado más de media hora escribirla... Debería sacar una media hora cada dos o tres días para escribir algo aquí... Me merezco una reprimenda... Ahora mismo me la daré... 

Os prometo una entrada muy pronta hablando de cómo dar los repasos y cómo organizar los escasos 150 días que nos quedan para el examen....

Un abrazo a todos los que me leen!!!