¿Qué es Propósito & Acción?


De poco sirve tener una IDEA si no la pones en PRÁCTICA. De nada sirve marcarte un OBJETIVO si no haces el TRABAJO que lo convierte en realidad. Pero lo más importante es tener clara tu META y trazar una hoja de ruta que se ajuste a tus NECESIDADES. Precisarás ORIENTACIÓN FORMATIVA para recorrer el camino, MOTIVACIÓN que te impulse hacia adelante y ASESORAMIENTO PERSONAL para sacar lo mejor de ti mismo.

Ese es el PROPÓSITO, pasemos ahora a la ACCIÓN.



Pensando en el propósito para pasar a la acción...

29 julio 2014

Lo mejor para los mejores: el método P&A



Tres son los pilares sobre los que se basa el nuevo método P&A que desarrollaremos en el próximo curso 2014-2015:

TALENTO, TRABAJO Y MENTALIZACIÓN

Durante el curso haremos tareas específicas para cada uno de estos tres pilares, todos ellos imprescindibles para conseguir el objetivo de aprobar las oposiciones. Os avanzo algo de lo que podréis encontrar en P&A a partir de septiembre.

En primer lugar, el TALENTO de cada uno es múltiple, diverso y personal, y, además, puede ser incrementado si se trabaja adecuadamente a través de un método que contribuya a ello. Vamos a trabajar todas las pruebas (examen escrito, práctico, oral) buscando desarrollar al máximo vuestras capacidades y, por lo tanto, vuestros diversos talentos. Es importante potenciar el trabajo personal y único de cada opositor, con el que cada uno de vosotros os identifiquéis plenamente. El método P&A tiene por objetivo no sólo que adquiráis nuevos conocimientos, sino que, a  medida que esto ocurra, vayáis "incrementando" vuestro talento, sacándolo a la luz y poniéndolo en valor. Cada  uno el suyo... O los suyos (mejor). Esto os permitirá aprender contenidos (temas, prácticas, etc.), pero también desarrollar las capacidades precisas que os hagan destacar en los exámenes.

En segundo lugar, el TRABAJO ha de estar planificado y organizado para que sea posible avanzar, evolucionar en positivo y, también, disfrutar del tan necesario descanso que os permitirá recuperar las energías gastadas en el proceso, a la vez que hace de este mismo proceso una experiencia más satisfactoria y enriquecedora. Os vamos a plantear objetivos de trabajo semanales supervisados por el preparador, para que podáis entrenaros en la realización de las distintas pruebas con éxito, empleando para ello 2 horas de trabajo diario como mínimo. Este es el tiempo mínimo que estimamos necesario para ir avanzando en la preparación con ciertas garantías de éxito. Se trata de 2 horas diarias de trabajo planificado según el método P&A, incidiendo, por tanto, más en la calidad del trabajo realizado que en la cantidad del mismo. Además del trabajo en clase (con una innovadora metodología para los temas y las prácticas), los opositores estarán en contacto diario con el preparador a través de la red (grupos cerrados en RR.SS.). El planteamiento de tareas diarias que os llegarán a vuestro terminal, objetivos que cumplir atendiendo a determinados parámetros temporales, breves simulacros de examen, con oportunidad para intercambiar opiniones, valoraciones y resultados, así como el seguimiento y asesoramiento por parte del preparador y la autoevaluación periódica por parte de los opositores, hacen de este pilar del método P&A la pieza fundamental de la preparación que os ofrecemos.

En tercer lugar, la MENTALIZACIÓN es clave para conseguir el resultado deseado. No basta con decirse o, incluso, llegar a creerse "que se puede"... Este es el gran error que a menudo conduce al fracaso... Hay que hacerlo realidad. Los mensajes positivos son buenos, por supuesto siempre son mejor que los negativos, pero a menudo los primeros se presentan con los bolsillos vacíos. ¿Por qué? La razón es que no basta con hacer una declaración de intenciones y esperar que ocurra el milagro, sino que tienes que hacer tú mismo que el milagro ocurra... ¿Cómo? A través de la adecuada mentalización que te impulsa hacia una cada vez mayor calidad en el trabajo realizado y al incremento progresivo de tus talentos. El método P&A da un paso más allá e incluye en sus productos un taller de mentalización mensual para la consecución de los objetivos de aprendizaje y rendimiento. Los opositores podrán beneficiarse del coaching específico P&A para la preparación de oposiciones que hemos preparado.

No debéis entender estos tres pilares como piezas separadas, sino todo lo contrario: nuestro planteamiento es holístico, pues gracias al trabajo con vuestras capacidades específicas y gracias al seguimiento diario y la interacción entre el preparador y el grupo, podréis ser testigos de vuestros logros. La autoevaluación periódica y el replanteamiento de objetivos personales de estudio, el trabajo real en el aula enfocado a comprender bien todo el temario y a desarrollar una mecánica personal de resolución de prácticas y supuestos in situ (Método Bosque), el diseño personalizado de un proyecto didáctico (programación, unidades, etc.) a partir de un modelo abierto de calidad excepcional, y el coaching dirigido a la adecuada mentalización como energía que mueve e impulsa todo el sistema, entre otros aspectos que se incluyen en nuestro método (cursos monográficos para complementar el estudio de contenidos en función de las necesidades del opositor, talleres de oratoria, asesorías individuales, etc.), hacen de P&A la mejor opción para cualquier opositor.

Y, lo más importante, como siempre ha sido desde hace ya varios años, con el trato cercano y casi familiar que P&A ofrece a sus opositores.

En fin, próximamente os iré desgranando el asunto.

Para todos aquellos que quieran conocernos más de cerca: en septiembre se darán unas charlas informativas y gratuitas sobre lo que tenemos planteado para el curso 2014-2015. Bastará con que os pongáis en contacto con P&A y nos hagáis llegar vuestra intención de asistir a una de ellas. ¡¡¡No os defraudarán!!!

Y no olvidéis que este curso 2014-2015, además de preparar Geografía e Historia (Secundaria), lo hacemos también con Primaria y Pedagogía Terapéutica (Magisterio).

Hasta muy pronto!!!!



23 julio 2014

Se acerca el curso 2014-2015, aunque todavía nos quedan estas semanas de vacaciones...

 
 
Próximamente se publicará en el blog, en Facebook y en nuestra web toda la información relativa a los productos que P&A está preparando para el curso 2014-2015.
 
No dejes de estar atento si estás interesado en la preparación de mejor calidad y la más innovadora.
 
P&A te ofrece los mejores materiales, las mejores instalaciones, los mejores preparadores y un método único y diferente para conseguir los mejores resultados.
  • Curso de mantenimiento para antiguos alumnos P&A
  • Curso completo para nuevos alumnos P&A
  • Cursos monográficos
  • Asesoramiento y coaching: mentalización P&A
  • Otros productos
¡La oportunidad que buscas está aquí, en P&A!

19 julio 2014

A mis opositores tras las oposiciones 2014 en particular... Y al mundo entero en general...

Las oposiciones siempre producen en mi una sensación un tanto agridulce... Siempre ha sido así, incluso cuando gané mi plaza. Los motivos concretos de mi experiencia personal no vienen al caso, pero también sé que esta sensación no es exclusivamente mía. ¿Por qué agridulce? Porque no están todos los que son y no son todos los que están...
 
Lo dulce viene, cómo no, de las plazas obtenidas, todas sin excepción merecidísimas y luchadísimas... Reflexiono sobre mis opositores que han ganado la plaza y, en su inmensa mayoría, me doy cuenta de que tienen en común, además del trabajo bien hecho, el hecho de que esta plaza la tenían ya ganada, que deberían de haberla obtenido antes. Uno termina desarrollando una especie de radar al respecto. Si, cuando llevas tantos años en esto de las oposiciones la intuición es una protagonista que sale a escena muy a menudo. Te va diciendo cosas como: "Este se saca la plaza". Y esto al segundo  o tercer día de tenerlo como alumno o alumna... En lo que falla la intuición es en el tiempo, en los plazos... Algunos de los que habéis sacado plaza en este 2014 deberíais haberla sacado antes... Me veo ahora a mi mismo diciendo a alguno de mis opositores: "A ti ya te toca, quítate todo esto de encima ya". Pero bueno, las cosas vienen como y cuando vienen... No dudo de que si las de 2012 no hubieran sido recurridas, algunos de vosotros las hubiera sacado entonces. Pero bueno, nada de esto os sirve ahora, momentos en los que la felicidad os lleva de la mano, montados en una nube de euforia... Celebradlo como se merece que no habéis conseguido poca cosa. Que te nombren funcionario no es cosa baladí y, como siempre os he dicho, por encima de la seguridad económica y laboral que el hecho te proporciona, está la satisfacción de la meta conseguida, el saberte vencedor de un pulso muy personal ("No competís con nadie salvo con vosotros mismos") y el poder dedicarte con estabilidad y "mando en plaza" a algo tan maravilloso como la docencia.
 
Una sola cosa os pido: mantened la ilusión por los alumnos, no dejad que la posición se os suba a la cabeza y empecéis a quejaros de todos y por todo... En el fondo todo esto es por ellos. No perdáis de vista el enorme privilegio que tenéis de influir en la formación de otras personas, de contribuir a moldear sus caracteres y su visión de la vida. Inculcadles la importancia del esfuerzo y del trabajo bien hecho, sed un ejemplo para ellos de superación y paciencia, contribuid a que se levanten cuando tropiecen y dadles también una llamada de atención cuando sus logros o sus fracasos les hagan olvidar la realidad, cultivad en vuestros alumnos la curiosidad y la creatividad, lograd que terminen enamorándose de la Geografía, la Historia y el Arte, y poned vuestro granito de arena para que sean cada vez mejores personas.
 
En ocasiones les he dicho a mis opositores con plaza cosas como: "No os creáis muy listos, los hay con el mismo mérito y capacidad que vosotros que se han quedado fuera". Y así ha sido también esta vez. Siempre ocurre lo inevitable, pues esto es una carrera y sólo unos cuantos pueden ocupar el pódium.  Pero esta vez la cosa ha sido especialmente sangrante. ¡Demasiados números 3, 4 y 5 en cada tribunal! ¿Qué queréis que os diga? Escribid algo sobre vosotros es lo que más trabajo me cuesta (desde ayer llevo dándole vueltas al asunto). No sé qué deciros, en serio... ¡¡¡Lo siento!!! A veces es mejor quedar el décimo que el tercero o el cuarto. Sobre todo cuando no es ésta la primera vez que se ocupa esa posición, la más agridulce de todas...
 
¡Esta maldita tasa de reposición del 10% está haciendo tanto daño! Desmantelando las plantillas de los centros, convirtiéndolas en inestables... Cerrando la puerta del funcionariado a gente tan valiosa como cada uno de vosotros... La miel en los labios... Nada más la tasa de reposición hubiera sido del 20 ó 30% hubiéramos reventado las estadísticas. Por eso os digo (y me digo a mi mismo que también lo necesito) que, aunque ahora tengamos cristalitos en la barriga, hay que seguir adelante. Cuando hay dos plazas por tribunal, la pelea es muy de barrio (valen los tirones de pelo y los mordiscos). Y así ha sido: lucha sin cuartel... Menos mal que el Ministerio ya ha anunciado que se acaba el reinado de tan cruel y tacaña tasa, ampliándola para el 2015 al 50% o, incluso, al 100%... Se aproxima una gran oportunidad, no lo perdáis de vista. ¡¡¡Benditas elecciones que convierten lo malo en bueno y hacen lo negro blanco!!!
 
Cada uno de vosotros sabe bien todo eso que me voy a ahorrar decir (os merecíais la plaza también, esto es una faena, etcétera, etcétera, etcétera). Pero si quiere hablaros éste que sabe bien que es quedarse el primero sin plaza en su tribunal (dos veces, ¡ay Dios!). Y a ello voy...
 
Como me dirijo a mis opositores que conocen mi forma de ser, mi historia y mi carácter, aunque me lean otros que no lo son (¡Chicos, no sé a qué esperáis para venir a prepararos conmigo!), doy por sentado que me entenderéis bien... Convertid la frustración en rabia, pero en rabia positiva... No os dejéis arrastrar por el "tocado y hundido"... Dejad que crezca vuestro amor propio... "¿Cómo va a ser esto de que fulano y mengana saquen la plaza y yo no?" -me recuerdo a mi mismo cuando pensé esto hace años- "¡¡¡¡Ni mijita...!!!!" (ataque de joío, seguido de planificación de próxima estrategia).
 
Lo bueno de todo esto es que siempre hay otra oportunidad más adelante. El camino de cada uno es el que es y no comprende uno toda su verdad hasta que no lo recorre por completo. Toda adversidad, si es bien digerida y convertida en un aprendizaje, os convierte en acreedores de un premio más grande que sin duda llegará... Como os conozco bien y sé que tenéis inoculado el veneno de las oposiciones, no dudo de que, tras el duelo y la necesaria recuperación postraumática, os volveréis a levantar y seguiréis andando hacia adelante, aunque con más herramientas en la mochila. No gana el gran premio el que llega primero, sino el que logra lo que tenía por imposible, doblegando sus creencias y haciéndolo posible y real... Entonces, y sólo entonces, no sólo habréis ganado la plaza sino que os habréis convertido en alguien imparable, alguien mucho más fuerte, una mejor versión de vosotros mismos... Pues es eso precisamente lo que buscáis muchos de vosotros: ser mejores, superaros... ¡Ay, esas resistencias internas al logro de algunos de vosotros! He aprendido mucho de todo esto con vuestras experiencias de este curso... Y es que, aunque no os lo creáis, yo le doy vueltas y vueltas a todo lo que os pasa y de ahí saco siempre valiosas enseñanzas... Me oiréis hablar de esto seguro a partir de septiembre... 
 
Bueno, no desesperéis. A seguir trabajando y a seguir soñando. Los que ya sois interinos, no dudo de que vais a trabajar más que el curso pasado. Y los que no lo sois, la aspiración de empezar a trabajar en los próximos meses os debe llenar de ilusión y esperanza. vamos a ver cómo se mueve la bolsa este próximo curso que creo que no irá mal del todo...
 
Hay otro grupo de mis opositores que me tiene igual o incluso más contento que los que han sacado plaza. Son los primerizos que se han colocado ahí, con sus notas, aprobando todos los exámenes... Incluso algunos parecían que se acercaban a la plaza... Eso si que es un logro grande (no diré nombres que está muy feo eso de nombrar a unos y a otros no). Después de un curso completo aguantando mecha, asistiendo impertérritos a mis intensas clases (recuerdo ahora la cara de susto de algunos cuando me escuchaban explicar esto y aquello, y a otros diciendo eso tan graciosos de "¡Para, Jesús, que ya no cabe más en mi cabeza!"), aquí está el resultado. Estoy orgullosísimo de vosotros y tenéis que tener muy claro que lo que habéis logrado no es fácil en absoluto.
 
Los que habéis fallado, tropezado o equivocado en el enfoque... No desesperéis. Las cosas grandes e importantes cuestan lo suyo. Y esto no es poca cosa. Pero no hay buen opositor que no tenga en su haber alguna que otra historia como la que ahora vosotros experimentáis. No es un fracaso, es un tropiezo, nada más... Duele, si, como cuando nos caíamos de niños chicos y nos hacíamos polvo las rodillas... Pero, os pregunto: ¿Dónde están ahora las postillas? Levantaos y seguid caminando hacia vuestra meta... Reflexionad sobre los aciertos y los errores, valorad todo el proceso y no sólo el resultado... El resultado actual siempre es puntual, anecdótico, puesto que la única meta que os proponéis en vuestra mente es llegar adonde queréis llegar. Para eso hace falta determinación y paciencia. ¡Ánimo!
 
En fin, los resultados han sido buenos en general, pero yo quiero más... No quiero nombrar a nadie ni hacer estadísticas, que no soy yo un loco del Excel, pero si digo que hubiera querido aún más plazas y menos puestos 3, 4 y 5... Que donde hemos ido nos hemos hecho notar y que muchos de vosotros habéis hecho un papel estelar en vuestros tribunales... Que la marca de la casa no pasa desapercibida... Ahí están vuestras notas, un ramo de muchos 9, 8 y 7 (incluso algunos 10). ¡¡Y lo que os queda!!  
 
Como ya sé que muchos de vosotros vais a seguir este próximo curso preparándoos, os anuncio ya que las novedades del mismo os van a encantar... Dejo para otra entrada la correspondiente presentación oficial, pero no soy capaz de cerrar ésta sin daros un aperitivo:
  1. Método nuevo enfocado a daros las herramientas que hagan posible llevar todos los temas. Si, como lo digo... Ni un opositor mío más se sale del examen porque no le ha caído ningún tema de los que llevaba. Mira que os he dicho que hay que tener una visión general de todo, pero no hay manera de que algunos me hagan caso... ¡¡Y yo no me pienso quedar de brazos cruzados ante esto y he ideado un método que va a hacer posible la proeza que os anuncio!! Tiene nombre y todo, pero permitidme un poco más de intriga...
  2. Paso de la inducción a la deducción en el trabajo de prácticas. No digo que no incluya alguna cosa nueva, que lo haré, pero creo que con los miles y miles de documentos que tenemos, debemos tener bastante (aunque incluiré una bonita colección de postales turísticas visto lo visto, no lo dudéis...). Ha llegado el momento de trabajar todo eso desde una perspectiva distinta, más rica y muy práctica.  Este nuevo enfoque va a ser muy útil para todos y más dinámico.
  3. Trabajo por objetivos y seguimiento tutorizado a través de la red. Autoevaluación periódica del trabajo y los objetivos superados. Grupos de trabajo cerrados on-line para los alumnos P&A.
  4. Trabajo de mentalización para el correcto enfoque del proceso y el trabajo. Un curso incluido en la matrícula de una sesión mensual para ir subiendo los peldaños estos de los que hablamos siempre... Esto os va a gustar mucho, seguro... Será gratis (incluido en el precio) y voluntario, pero no dudo de que va a ser un éxito. Y de que os va a ayudar más... Ya es hora de que pasemos de las terapias de grupo espontáneas a algo más planificado y práctico, con resultados palpables en cada uno de vosotros.
Y algunas otras cosas más, todas ellas destinadas a proporcionar la más completa preparación posible. Es muy importante que sepamos disfrutar también del proceso y me he propuesto ir sustituyendo el estrés propio de la preparación por la alineación in situ... Os he hablado mil veces de lo importante que es estar alineado, pues de eso se trata, de alinearse: técnicas para ello... Esto es para mi prioritario y por ahí va lo nuevo... Tan peligroso es no trabajar lo suficiente, como hacer de la lucha y el esfuerzo continuado la zona de confort... Es que estoy de un coach...
 
Por cierto, este curso 2014-2015 comenzamos a preparar Magisterio... El método P&A ya está ultimado y llegó la hora de expandirse (por fin!!!). Por si conocéis a alguien que precise de nuestros servicios...
 
Bueno, mis felicitaciones a los que habéis logrado la plaza (no os olvidéis de mi y venid a vernos alguna vez: vuestra experiencia es fundamental para los compañeros que todavía no han cruzado la meta) y a los que han obtenido notazas aunque sin plaza. Mucho ánimo a todos los que la cosa no os ha salido tan bien. No desesperéis... Miradme a mi: por una cosa y otra, yo tarde cuatro convocatorias en sacar la plaza. Y aquí estoy dando guerra. Y lo que me queda...
 
Hasta la próxima entrada que no tardará mucho y que vendrá cargadita de novedades explicadas de verdad...
 
 
 
    

18 julio 2014

Valoración personal de las oposiciones 2014...

Ahora que ya todo ha terminado, quedando el camino expedito para volver a empezar de nuevo, quiero compartir con todos vosotros mi valoración personal sobre el proceso que hemos vivido. Si, vivido, yo también lo he experimentado, aunque desde el otro lado de la barrera... Pero el hecho de tener a tantos opositores que se han medido en esta dura prueba y que han contado para ello con algunas de las herramientas que les he podido proporcionar a lo largo de todos estos años de preparador, me da, permitidme decirlo así, una visión del asunto un tanto global, alejada de los particularismos de cada cual, por otra parte legítimos e, indefectiblemente, variopintos.
 
No es mi intención, honestamente lo digo, criticar nada ni a nadie, pero si de hacer públicas mis impresiones sobre el asunto con la única intención de influir en la medida de lo posible en la mejora del proceso. Si los responsables del mismo lo tienen a bien, por supuesto...
 
Me parece lógico, por un claro sentido didáctico, empezar a comentar el proceso siguiendo el hilo temporal de los hechos. Así que ahí vamos...
 
Las tasas de la convocatoria de Andalucía son excesivamente caras... Hay mucha gente que tiene en la actualidad dificultades económicas y desembolsar ese importe para poder hacer un examen al que tiene derecho supone un esfuerzo que la Administración, tan sensible para otros asuntos, debiera reconsiderar. Deberían bajar la cuantía de la tasa o, en todo caso, que los parados no tuvieran que hacer frente a ella... Esta medida sería muy bien recibida por el conjunto de los opositores y sus familias, y hablaría muy bien de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. Entiendo que todo no puede ser gratis, ni debe, pero presentarse a unas oposiciones para formar parte de la Función Pública es un derecho de los ciudadanos, y como derecho debería tener en cuenta esto.
 
El día de la presentación de los opositores es el inicio de la "carrera", el pistoletazo de salida de todo lo que viene después. Quiero decir que, de un modo bastante general, los tribunales han ganado en calidad respecto a los últimos años en organización del acto de presentación y del resto de las pruebas. Aunque ha habido algún tribunal que no tenía clara la convocatoria para responder a las dudas de los opositores (esa es la función del acto de presentación: dar instrucciones precisas y resolver dudas), en general todo funcionó bastante bien. Incluso, según me cuentan los opositores, ha sido tónica general la amabilidad y la empatía con los nervios de los aspirantes. No es obligatorio ser amable y considerado con las circunstancias de los demás, pero dice mucho de la Administración a la que en ese acto los miembros de los tribunales representan. La Consejería gana más si los tribunales son amables que si se muestran excesivamente encorsetados y distantes, pues al fin y al cabo es una muestra más del servicio que ofrece a la comunidad educativa.
 
Y, no tengo más remedio que decirlo, es inadmisible que haya tribunales que no tengan claro el día de la presentación aspectos tan importantes como "qué se puede usar o no en el examen oral de la exposición de la unidad didáctica". La convocatoria lo explica claro, aunque con cierta ambigüedad (la tan flexible ambigüedad de la legislación, por desgracia). Tampoco es admisible que en algunos tribunales se permitan unas cosas y en otros no... Eso es producto de la improvisación, pues no cuesta nada que, en la reunión previa que los tribunales tienen, se deje claro, incluso por escrito, todos los aspectos susceptibles de generar controversia. De este modo no se daría la impresión a los aspirantes, ciudadanos al fin y al cabo, de cierta arbitrariedad y falta de coherencia organizativa. Con lo exhaustiva que es la convocatoria en algunos aspectos, parece muy deseable que, en lo que de verdad es el meollo del asunto, es decir, en las pautas de los distintos exámenes, no sea posible que se confeccione un texto en el que todo quede meridianamente claro desde el mismo momento en que éste se publica en el BOJA. Volveré con esto más adelante...
 
Pero, en definitiva, los actos de presentación fueron bastante bien y la actuación de los tribunales mucho mejor que la de la última oposición de Secundaria de referencia, allá por 2010.
 
El día del examen escrito... En fin, nada que comentar sobre el sorteo de los cuatro temas del temario, obviamente. Pero del examen práctico si quiero decir lo que pienso. Y con todos mis respetos, que conste de nuevo... En primer lugar, la convocatoria planteaba que habría dos opciones para cada una de las pruebas prácticas de Geografía, Historia y Arte. Y las hubo... ¡Pero que dos opciones! Este modo de entender la opcionalidad es un tanto particular, si me lo permiten: dos bonitas postales de paisajes geográficos, dos bonitas arquitecturas andaluzas y dos sencillos mapas históricos... Yo las denominé, estupefacto por la sorpresa, como las "prácticas pan frito o rebaná". Creo que es una opcionalidad limitadísima... Para ese viaje no hacían falta alforjas.
 
Por un lado, los mapas históricos son básicos, muy sencillos, se dan en 1º de ESO (división territorial de Hispania en época de Augusto) y 2º de ESO (la Península Ibérica en el siglo XI: reinos cristianos y taifas musulmanes), y un poco más exhaustivamente en 2º de Bachillerato... Y se han puntuado con 4 puntos sobre los 10 totales (¿?). Quizás hubiera sido más conveniente alternar un mapa y un texto, y, sobre todo, aumentar un poco la complejidad de los documentos elegidos, adecuándolos al nivel que se presupone en unas oposiciones del grupo A...
 
Por otro lado, las arquitecturas andaluzas no son muy representativas de sus respectivos estilos artísticos y, por ello, se favorece a los opositores de las localidades donde éstas se ubiquen, pues o se conocen o cuesta Dios y ayuda concretarlas en un estilo (Iglesia barroca de San Luís de los Franceses en Sevilla e Iglesia de San Pablo de Úbeda; además, en el caso de la de Úbeda, ni siquiera se corresponde con un único estilo artístico, pues es románica con añadidos góticos y renacentistas). Todo esto convierte esta prueba no en difícil sino en poco apropiada para examinar el nivel de conocimientos de los aspirantes. En todo caso, si me parece interesante como ejercicio para comprobar el conocimiento de los elementos arquitectónicos que aparecían en las fotografías y, a partir de ahí, la capacidad de deducción sobre el estilo al que cada una podría pertenecer. Quizás hubiera sido también más apropiado alternar una arquitectura con una escultura o pintura, e, incluso, elegir al menos una obra de los estilos del arte contemporáneo, cuyo conocimiento y dominio es esencial para la especialidad.  
 
Y, finalmente, los paisajes geográficos (lago glaciar en los Picos de Europa -los Lagos de Covadonga- y paisaje de badlands en las cárcavas del Desierto almeriense de Tabernas), más que prácticas son ilustraciones, sencillísimas... Quizás hubiera sido mejor alternar una práctica descriptiva (como éstas de los paisajes) con cualquiera otra de las grandes prácticas geográficas de base cuantitativa: climogramas, pirámides de población, mapas del tiempo, etc.
 
En definitiva, según yo lo veo, prácticas que son demasiado sencillas (como las de Historia y Geografía) o poco representativas (como las de Arte). Y auténtica opcionalidad: cero.
 
Yo no me quejo, que las hemos visto en clase todas, menos la de Úbeda... Los mapas los hemos trabajado del derecho y del revés, pues en realidad hemos trabajado más de 200 (así es fácil que te toque algo que hayas visto), pero de fáciles que los veía siempre consideré que era poco probable que cayeran en el examen. Lo mismo digo de los paisajes geográficos, que los que hemos trabajado en clase y se incluyeron, en el dosier de prácticas de los temas 3 y 17, croquis de distintos paisajes y erosiones... De hecho,  este año le hemos dado muy fuerte a la Geomorfología, trabajando los paisajes a través de imágenes en relación con mapas del relieve y bloques diagramas... Muy sencillo, la verdad. Y San Luís de los Franceses la hemos visto por dentro y por fuera en varias ocasiones en clase (como todos los años). Lo de Úbeda es una espinita. Mira que he sido pesado con el patrimonio artístico de Úbeda y Baeza y hemos visto cosas, pero siempre pensé que de poner algo de allí, sería de Vandelvira... Pero San Pablo de Úbeda... no, la verdad. Ni arquitecto se le conoce (que lo tendría seguro, uno románico en el siglo XIII, otros dos, gótico y plateresco, en el XVI, como mínimo). Siempre recomendé a mis opositores que llevaran toda la arquitectura, pues es más fácil de controlar que las artes plásticas... Y lo mismo les dije de los mapas históricos, más concretos que los miles de textos... Y ya dije lo pesado que he sido este año con los paisajes y el relieve y la erosión...
 
Así que no me quejo, pero no por ello dejo de reconocer que el examen práctico debía haber sido otra cosa, más diverso y con una mayor dificultad. Si se trata de buscar a los opositores más preparados (y eso es en si misma una oposición) no parece que el camino para ello sean unas prácticas que podrían caer en selectividad. Y que no haya caído nada absolutamente de la época contemporánea me deja estupefacto...
 
Examen oral: bien... Ya sabemos todos la tortura china que es esto. Lo peor, que no haya habido unanimidad en los criterios sobre qué utilizar como material auxiliar y qué no utilizar (incluso ha habido un tribunal que no permitió usar el guión que la convocatoria establece como pertinente en la unidad). Pero también aquí debo decir que, por lo general, lo que me cuentan los opositores es que los tribunales se han mostrado amables y comprensivos, entendiendo el mal rato y el cansancio y nerviosismo acumulado. Algunos, con su actitud positiva, han hecho posible que gente muy válida y con un gran trabajo detrás se encontraran tan tranquilos que la exposición oral ha dejado de ser un monstruo de siete cabezas para ellos. ¡Gracias! Lamentablemente, no siempre ha sido así... ¿Cuesta tanto ponerse en la piel del otro y ser justo pero amable?
 
Lo peor sin duda: los días de atención al opositor. Entiendo que los opositores descontentos con su nota acudan al tribunal en los días fijados en busca de, más que explicaciones, algo de luz para el pozo negro en el que se encuentran después de ver como su esperado 7 se ha convertido en un 4... Y entiendo el marrón que todo esto supone para el tribunal, pues su valoración es incontestable y si fuera posible la revisión y reclamación de notas, esto lo haría el 99% de los opositores (el del 9'5 querría un 9'7 y así hasta el final). No es viable, ok... Pues entonces, ¿para qué ese día? Es mucho peor, la gente sale más frustrada y cabreada, pues no es posible allí encontrar las respuestas que van a buscar. Las respuestas existen, obviamente, pero no es viable entrar en ello... Yo quitaría esos días de atención a los opositores, no creo que aporten nada positivo y si, en cambio, es la manifestación del "esto es lo que hay, pero si quieres protestar... pues venga!". Y para el tribunal también es un trago, me consta... 
 
Los criterios de evaluación de las pruebas, los mismos que están al alcance de cualquiera desde hace años (están hasta colgados en internet) y que este año han incorporado un par de detalles, por otra parte de cajón para cualquier licenciado y aspirante a funcionario docente del grupo A (que la programación incluya actividades de fomento de la lectura, que se utilice bibliografía y autores para justificar los argumentos de las prácticas, que el docente se autoevalúe...), si la Junta los va a publicar (es el primer año que así ha sido), pues que lo haga previamente, junto con la convocatoria o, al menos, el mismo día de la presentación ante los tribunales... Más que nada para evitar suspicacias innecesarias, por otra parte inconsistentes. Pero ya sabemos como está el patio... Haciendo esto se ahorraría la Consejería muchas críticas y atendería mejor al carácter ecuánime y público del proceso selectivo.
 
Lo que si creo que es imprescindible mejorar es la fase de concurso. Si los méritos se entregaron el sábado 21 de junio, ¿tiene sentido que la publicación del baremo sea posterior a la celebración de todos los exámenes y, por lo tanto, a la evaluación de las pruebas? ¿Cómo es posible que se corrijan 3.000 exámenes de muchos folios en una semana (examen el día 22 y notas el día 30) y para baremar los méritos se precise casi un mes (entrega de méritos el día 21 y publicación definitiva del baremo de méritos el día 17)? Ganaría todo el proceso en claridad si el baremo se publicara antes de la publicación de las notas del primer examen. Esto dejaría a la gente más tranquila y no habría lugar a las sospechas del tipo: "¡Qué casualidad! Se ha llevado la plaza uno con una nota media de 7 y un baremo de 10, desbancando a los que tenía por delante con notas medias de 9 y 9 y pico y baremos de 5 y 6"... ¿No sería posible que todo fuera mucho más transparente para la tranquilidad de todos y el prestigio del sistema? Esto es prioritario y la Consejería debería reconsiderarlo.
 
Bueno, esto es todo lo que quería decir... Por mi parte, en general, bastante contento pues llevo en esto desde el año 1996 (cuando oposité por vez primera) y soy objetivo cuando digo que los errores se van subsanando y se mejora la atención al opositor, optimizando la planificación del proceso. Pero quedan flecos sueltos que, de mejorar, todos saldríamos ganando, opositores, tribunales y la propia Consejería.
 
Felicitaciones sinceras a todos los que han logrado plaza o han estado a punto de ello y, en general, a todo aquel que, independientemente de los resultados conseguidos, tenga claro que este es su camino.
 
¡Hasta la próxima entrada!