¿Qué es Propósito & Acción?


De poco sirve tener una IDEA si no la pones en PRÁCTICA. De nada sirve marcarte un OBJETIVO si no haces el TRABAJO que lo convierte en realidad. Pero lo más importante es tener clara tu META y trazar una hoja de ruta que se ajuste a tus NECESIDADES. Precisarás ORIENTACIÓN FORMATIVA para recorrer el camino, MOTIVACIÓN que te impulse hacia adelante y ASESORAMIENTO PERSONAL para sacar lo mejor de ti mismo.

Ese es el PROPÓSITO, pasemos ahora a la ACCIÓN.



Pensando en el propósito para pasar a la acción...

12 septiembre 2013

¿Qué puedo hacer yo por ti? Y qué tienes que decir tú: "Mirame a los ojos."

Querido diario:
 
Ya tengo listo e impreso todo el material para las clases de septiembre. Lo he dispuesto sobre la mesa del despacho para disfrutar de su visión: me siento orgulloso de cada una de las palabras que he escrito en sus muchos folios, de las distintas imágenes que he ido recopilando aquí y allí, de los mil y un documentos para las prácticas, de las tardes de reflexión redactando las ya resueltas por mi....

 
Los temas 1, 2, 20 y 21 listos para su entrega...

Todavía recuerdo cuando cayó en mis manos mi primer temario (no nombraré la editorial: no estaba mal), allá por el año 1994... Desde entonces he ido haciéndome mis propios temas añadiendo de aquí y allí, incorporando datos nuevos, perspectivas distintas... Todos los años le he dado una vuelta a cada uno de mis temas, cuidándolos con esmero, añadiéndole ideas propias u otras sugeridas por mis opositores. Son casi 20 años de trabajo... ¡Cuántas veces ya me habré leído el tema 1! Jejejeje... Y todos los demás...

No recuerdo exactamente cómo fue, ni con quién tuve esta conversación no hace mucho tiempo, pero realmente fue un estupendo resumen de aquello en que consiste mi trabajo como preparador de oposiciones. Siempre, un poco en broma, aunque realmente muy en serio, me ha gustado decir que hay academias que preparan oposiciones al por mayor, que son como Carrefour... Productos poco personalizados y trato poco preferente. Los opositores van pasando por sus aulas como los productos por una cadena de montaje. Mientras que lo mío era algo al detalle, algo así como el taller de alta costura de Carolina Herrera en la 5ª Avenida de New York... Y siempre fue esa la visión que yo mismo tenía de lo que hacía o de lo que quería llegar a hacer... En este sentido mi material es alta costura cosida a mano con puntada corta y doble...

Pero bueno, al grano... No hace mucho, en relación a esto de Carolina Herrera, un opositor (creo que era una chica) hablaba conmigo de la utilidad de las clases y yo le contesté algo así como lo siguiente:

Lo que yo hago es poner a tu disposición muchas horas de trabajo acumulado durante años, mucha experiencia en el mundo de las oposiciones, mucho aprendizaje volcado en mi a través de las muchas personas que han pasado por aquí o que he podido conocer... Esto es algo que tú no tienes ya que hacer, puesto que ya lo he hecho yo. Y yo lo pongo a tu disposición cuando asistes a mis clases o a una de mis asesorías personales... Todo lo que yo hago en las horas de clase no sólo es producto del cierto talento pedagógico que yo pueda tener o de los conocimientos que yo haya podido adquirir. Lo que yo hago en clase es la suma de casi dos décadas dedicado en cuerpo y alma a esto de las oposiciones. Esa experiencia vital mía que yo vuelco en cada una de mis palabras (habladas o escritas) es lo que yo te ofrezco.

A esto que le dije, hoy, además, añadiría que la experiencia es un grado y que la guía que ésta puede proporcionar es la que permite ir andando el camino salvando los obstáculos... Todos esos obstáculos que me hicieron a mi (autodidacta yo) tropezar e ir aprendiendo a través del sistema ensayo-error. La experiencia de todos estos años es el meollo de lo que hago. Así, la ventaja principal de ponerse en manos de un preparador de oposiciones es que te facilita conseguir tu objetivo, ahorrando cantidad de tiempo y esfuerzo. Y si el traje que te corta lleva la firma de Carolina Herrera, ya ni te cuento...

De todos modos, aunque se cuente con la ayuda y experiencia de un preparador, no es posible llegar a la meta sin la actitud adecuada y el esfuerzo necesario. El camino en el que yo acompaño a mis opositores es más corto y fácil de recorrer, pero los pasos los tiene que dar cada uno. Y se suda, que conste... Siempre he depositado mi fe en el trabajo bien hecho y en la planificación adecuada, en el seguimiento y la motivación, en la actitud mental precisa y, por supuesto, en la inteligencia reflexiva de cada uno.

En esta senda abierta de conversaciones recordadas, también hace un par de días me dijo alguien de inestimable valor para mi: "Jesús, ellos lo llevan dentro aunque no lo sepan bien. Tú lo que haces es sacarlo afuera, ponerlo ante sus ojos y darles el empujón para que tiren para adelante". Pues si... Yo sólo puedo mostrarles la entrada, pero deben ser ellos los que traspasen la puerta.

¡Qué poco queda ya para que empiece la función! ¡Qué nervios! Quizás pueda ser poco creíble, pero todos los principios de curso me pongo muy nervioso... Lo quiero hacer siempre muy bien, mejor que el último año... Y hacerlo diferente, que mis clases enriquezcan a mis opositores, pero también a mi mismo...

Y no hago más que preguntarme: ¿Cómo lo vas a hacer? Soy consciente que lo más importante, la estrategia es el cómo... Y en eso estoy, en el cómo... La cuenta atrás ya ha comenzado... Y cuento con mi café americano como aliado. Y mis lecturas... Hoy he leído esto: "Yo no creo en las circunstancias. la gente a la que le va bien en la vida es la gente que va en busca de las circunstancias que quiere y si no las encuentra, se las hace, se las fabrica."

Y he empezado este libro:



Y es que ser preparador no es ser profesor, sino es ser entrenador personal de cada uno de tus opositores y de todo el equipo que forman. Esto es lo que más me gusta de esta tarea...

Bueno, pues café en mano voy a seguir trabajando que hoy debo terminar un poco antes pues tengo cena juntera (así llamo yo a estas reuniones con mis amigos de la Junta)...


Tomando un café en mi mesa de trabajo...

Mi frase del día no la voy a decir yo... La dirá Michael Jordan a través de este video: