¿Qué es Propósito & Acción?


De poco sirve tener una IDEA si no la pones en PRÁCTICA. De nada sirve marcarte un OBJETIVO si no haces el TRABAJO que lo convierte en realidad. Pero lo más importante es tener clara tu META y trazar una hoja de ruta que se ajuste a tus NECESIDADES. Precisarás ORIENTACIÓN FORMATIVA para recorrer el camino, MOTIVACIÓN que te impulse hacia adelante y ASESORAMIENTO PERSONAL para sacar lo mejor de ti mismo.

Ese es el PROPÓSITO, pasemos ahora a la ACCIÓN.



Pensando en el propósito para pasar a la acción...

10 septiembre 2013

Calentando motores para las oposiciones 2014. Un medio para cambiar uno y cambiar el mundo...

Querido diario:

Hoy he leído: "Todo lo sólido se desvanece en el aire". Y esta es la sensación que hemos tenido muchos al ver los cambios que la crisis económica ha traído al escenario donde desarrollamos nuestra particular obra de teatro, es decir, la vida, nuestra vida...  Hemos cambiado la confiada ilusión por el futuro de hace unos pocos años por la clara incertidumbre de hoy. y, también, por cierta desesperanza cotidiana. Pero eso no es necesariamente así. O no debiera serlo. En nuestras manos está también cambiar nuestra situación particular. Esto es lo único que está realmente a nuestro alcance. Esta debiera ser nuestra misión principal...

Cuando el hartazgo se enseñorea y el cambio se hace imprescindible, el primer paso siempre debe apuntar por una transformación de la mentalidad. Eso es lo que cada uno debe cambiar en estos momentos: debe ajustar su mente, resintonizarla... Debemos huir de la pasividad y la pérdida de fe en uno mismo... Precisamente en uno mismo es donde está la solución. Y para todo esto es preciso ser optimistas. O volverse...
 
Los que, ante los problemas y la adversidad, se vuelven personas resentidas, centradas todo el tiempo en la injusticia que con ellos se ha cometido, no sólo lo pasan mucho peor que aquellos que toman otra actitud, sino que se alejan cada vez más de la tan ansiada solución o cambio de situación.
 
¿Es lícito defender lo tuyo a expensas de perjudicar a otro? Últimamente me da mucho qué pensar la expresión: "mis derechos" y "nuestros derechos"... Los Derechos no son propiedad de nadie particular, ni siquiera de un colectivo excluyente de otro; los Derechos son siempre universales... "Mis derechos", muy a menudo, entran en contradicción con los Derechos de otros... A modo de ejemplo, sobre esto no hay más que curiosear un poco sobre la postura de algunos interinos y la convocatoria de oposiciones 2014. Todo se resume en esto tan español de: "El que venga detrás que arree"... Por no hablar de la también peregrina propuesta para el nuevo sistema de acceso docente salida del mismo laboratorio de ideas... Pero he prometido no hablar de ello y lo cumpliré (de momento, pues quien me para a mí...).
 
Mi propuesta es luchar por uno y sumar todas nuestras luchas particulares para así mejorar el mundo... Para ello hay que transformar el desaliento de muchos en el entusiasmo de casi todos. Así nos iremos contagiando unos de otros. El optimismo como virus... ¡Ideal!
 
Los que somos afortunados y algo tenemos debemos corresponder a la vida ayudando a los demás. De este modo, nuestro fluir en positivo se mantendrá e incrementará, mientras, además, contribuiremos a que otros se sumen a esa corriente constructiva de futuro. Lo que la Cruz Roja ha denominado "desesperación silenciosa", haciendo referencia a la situación de muchos españoles, debería ser asunto de todos. Pero sin grandes alharacas... La ayuda y la solidaridad con el otro siempre debe hacerse en silencio, sin aspavientos, recordando además que siempre consigue más el que da que el que recibe... Esa es la grandeza de la generosidad. Y su fluir constante...
 
Y, mientras reflexionamos sobre lo que hoy somos y queremos llegar a ser mañana, mientras hacemos en silencio la tarea más solidaria, debemos coger el toro de nuestra vida por los cuernos y entender que los problemas, la desesperanza, la incertidumbre e, incluso, los errores, son parte inequívoca de la vida, No podemos evitarlos, pero si superarlos. Están ahí para todos... Todos pasamos por ellos de un modo u otro, antes o después, repetidas veces mientras ascendemos por esta escalera de la existencia. Nada es fijo: ni él éxito y la prosperidad de hoy, ni la seguridad y el bienestar, como tampoco el desánimo y la adversidad... Todo este subir peldaños, esquivando obstáculos y barreras, levantándonos mil veces con los mil tropiezos, no es otra cosa que vivir... Y no se logra una vida satisfactoria sin el esfuerzo. El que no sepa esto, se lo tiene que ir mirando... 
 
Por eso yo he elegido dedicarme a ayudar a otros a mejorar sus vidas consiguiendo una profesión en la que, además de lograr la tan ansiada estabilidad laboral y económica (hoy pareciera que no hay tesoro más grande), podemos hacer mucho transformando la mente de los más jóvenes, poniendo ante sus ojos ejemplos de vida positiva, de fuerza de carácter, de ilusión por el conocimiento y por la experiencia... Ilusión por vivir, en definitiva.
 
Me gusta ser preparador de oposiciones porque, a medida que pasan los años, veo cómo muchos de los que llegaron a mi sin saber por dónde tirar ni cómo enfrentarse a esa dura prueba que ellos habían elegido superar, hoy están felices, relativamente tranquilos y seguros, y capean los problemas cotidianos con la tranquilidad de que lo que hacen a diario repercute en ellos y los suyos más cercanos... El mérito es fundamentalmente suyo... Yo sólo los animé y los llevé unos meses cogidos de la mano... En esto, como en todo, la experiencia es un grado. 
 
Os debo y me debo una entrada sobre el perfil de los opositores que sacan la plaza... Eso lo detecto yo rápido, rápido... Otro día la haré. Queda prometido.
 
Mi frase del día:
 
"La satisfacción y el logro no es un obsequio o un privilegio otorgado graciosamente sin nuestro esfuerzo. Ni siquiera es cuestión de eso que algunos llaman suerte. Una vida satisfactoria es una conquista cotidiana. No conviene bajar la guardia. El que lo hace pierde... El que es constante termina ganando".