¿Qué es Propósito & Acción?


De poco sirve tener una IDEA si no la pones en PRÁCTICA. De nada sirve marcarte un OBJETIVO si no haces el TRABAJO que lo convierte en realidad. Pero lo más importante es tener clara tu META y trazar una hoja de ruta que se ajuste a tus NECESIDADES. Precisarás ORIENTACIÓN FORMATIVA para recorrer el camino, MOTIVACIÓN que te impulse hacia adelante y ASESORAMIENTO PERSONAL para sacar lo mejor de ti mismo.

Ese es el PROPÓSITO, pasemos ahora a la ACCIÓN.



Pensando en el propósito para pasar a la acción...

09 septiembre 2013

La enseñanza de las Olimpiadas Madrid 2020: ¡Comienza una semana más de duro trabajo!

Querido diario:
 
Empieza una semana más...
 
A mi los lunes me gustan. Y digo yo que será porque disfruto con mi trabajo... El fin de semana ha estado bien... He aprovechado para dedicar tiempo a las tareas de casa (¡no os metáis nunca en una reforma!), descansar un poquito (después de las vacaciones, no es que me hiciera mucha falta, todo sea dicho...), tomarme algo... En fin, nada especial, la verdad.
 
Con el espectáculo de las Olimpiadas 2020 perdidas de fondo (y ya van tres), y con todos los chistes que se están haciendo sobre el café con leche y demás (yo soy más de café americano), me ha dado por reflexionar sobre qué somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos... Como país, claro está... Como sociedad... Ya veis que me he levantado sencillo...
 
 
 
 
¿Qué somos?
 
Somos un bonito y alegre país con problemas que, por su historia y el lugar que ha ocupado en ella, merece mucho más que lo que tenemos en estos momentos... No terminamos de encontrar nuestro camino, y yo creo que es por una sencilla razón: nunca fuimos los españoles de seguir a los demás, de copiar a otros... Y eso es lo que hacemos desde hace ya demasiado tiempo... Nunca vamos a ser Alemania, ni Francia, ni Gran Bretaña, ni siquiera Italia... Ni tampoco vamos a ser Finlandia (en lo que a la educación se refiere, con su traído y llevado sistema educativo)... ¿Por qué nos empeñamos en intentar copiarlos? ¿No seremos capaces de crear nuestro propio camino de una vez? ¿Por qué no tenemos, de una santa vez, políticos verdaderamente innovadores, capaces de emprender la tarea de construir la auténtica España y no una mala copia de lo que otros si han sabido hacer con sus países? ¿Por qué no somos capaces los españoles, metámonos todos y sálvese el que pueda, de llevar la iniciativa de nuestra vidas y nuestro destino, y dejamos ya de esperar que venga "alguien" que nos arregle "lo nuestro"?
 
 
 
 
 
¿De dónde venimos?
 
Uf... Venimos de demasiados años (¿siglos?) de oscuridad o, para sensibilidades extremas, semi-penumbra... Hoy mismo he ido a primera hora a un centro comercial sueco de esos que te venden una balda con mil tornillos (eso si: cada uno bautizado con su nombre impronunciable) y, además, te hacen creer que eres moderno y feliz por el simple hecho de comprarla... Diseño low-cost para esta nueva clase social emergente de trabajadores de base mileuristas (con suerte), aunque con sentimientos y gustos de clase media urbana... ¿Desde cuando la clase media fue asalariada? Confusión en los términos, desubicación social... No es otra cosa que el engañoso espíritu de nuestra época... Ikea, Zara, Ryanair y otros están protagonizando la uniformización contemporánea de la base de la pirámide social, en una especie de nuevo Despotismo ilustrado aplicado al consumo y la economía: "Todo para el pueblo, pero baratito y de baja calidad". Y que los productos duren poco, para que sigan consumiendo y la rueda de hacer dinero no pare de girar...  Por cierto, Ikea hasta las trancas a eso de las 10'15 horas de un lunes. Como un paseo por Tokio en hora punta o como la calle Sierpes en Domingo de Ramos... ¿Crisis? ¿Qué crisis? Yo ya niego la crisis y mantengo que lo que nos pasa es que estamos volviendo a la normalidad de los 90...
 
Bueno, que me pierdo... Pues voy yo conduciendo camino de Ikea y me da por atravesar mi calle favorita de todo el Aljarafe sevillano: la Calle Real de Castilleja de la Cuesta.. Mientras lo hacía, escuchaba atentamente a través de la radio del coche, el análisis de los habituales de la radio que intentaban explicar el por qué de nuestro fracaso en Buenos Aires en la misión imposible de traernos unas Olimpiadas, también low-cost, para Madrid 2020... Que si España tenía mil y un problemas, que si las instalaciones estaban ya algo obsoletas, que si no damos confianza al COI... Y todo esto lo escuchaban atentamente mis oídos mientras que, con mis dos ojitos, veía yo toooooda la larga calle (preciosa por cierto) adornada con motivo de la coronación de la imagen de una virgen local: banderolas y guirnaldas azul purísima, banderas y banderines de España y El Vaticano, mantones bordados en los balcones, ramos de claveles que caían como cascadas desde las ventanas, angelitos por aquí y por allí...
 
 
 
No pude por menos que sonreír... Allí estaba la respuesta... España es diferente. O como diría Ana Botella: Spain is a relaxing cup of café con leche, pero en vaso y con la cucharilla puesta (yo también he caído en el chiste fácil... en esto soy muy de mi tiempo)... No hay más de que hablar. Para el que tenga algo de sentido común, todo está ya dicho... Y que coste que no estoy en contra de las festividades religiosas, pero es que ya cansa un poco ver cómo tantos y tantos conciudadanos ponen toda su energía en este tipo de celebraciones religiosas... O deportivas (lo del fútbol da para un blog entero) o festivas (aquí en Sevilla, cuando llega abril-mayo y se enciende la portada de la Feria de Abril ya se da todo por hecho... Comienza el rosario de ferias, romerías y velás que llegan hasta septiembre...).
 
Da igual... ¿no lo veis? No podemos pretender ser Alemania con estos mimbres... No sale el canasto; no podemos ser salvo lo que somos. De momento... 
 
¿Hacía dónde vamos?
 
Esto lo tengo yo meridianamente claro. Vamos a convertirnos en el Tercer Mundo de la Europa industrial y potente económicamente. En una de las colonias sureñas de ese imperio anhelado por los alemanes y que, por fin, según parece, van a lograr tener... Masa asalariada barata y obediente, con poco espíritu crítico. Ojalá me equivoque. 
 
En fin... Para todo esto ha dado el fin de semana y las compras (obligadas) de las primeras horas de la mañana del lunes. Luego me he puesto a trabajar, preparando la bienvenida a los opositores de este nuevo curso 2013-2014 que está a punto de comenzar... A ver cómo me queda el discursito de apertura...
 
Mi frase del día:
 
"Sólo lo auténtico que se siembra en rica tierra, germina y acaba floreciendo. Y eso vale para las plantas, pero también para los proyectos y las personas. También para las sociedades y las naciones. Hay que buscar dentro, muy dentro, para saber quién es uno de verdad, adónde quiere llegar y qué está dispuesto a dar a cambio. Porque todo tiene su precio, Nada es gratis. Nada se recibe sin contrapartida".