¿Qué es Propósito & Acción?


De poco sirve tener una IDEA si no la pones en PRÁCTICA. De nada sirve marcarte un OBJETIVO si no haces el TRABAJO que lo convierte en realidad. Pero lo más importante es tener clara tu META y trazar una hoja de ruta que se ajuste a tus NECESIDADES. Precisarás ORIENTACIÓN FORMATIVA para recorrer el camino, MOTIVACIÓN que te impulse hacia adelante y ASESORAMIENTO PERSONAL para sacar lo mejor de ti mismo.

Ese es el PROPÓSITO, pasemos ahora a la ACCIÓN.



Pensando en el propósito para pasar a la acción...

06 noviembre 2012

¿Por qué yo no y aquel sí?

Me comenta un opositor que a veces siente que no está preparado para ser profesor y que, por esa razón, quizás sea mejor que no apruebe de momento las oposiciones. Eso sólo es una cosa: miedo a un vacio que sólo tú puedes y debes llenar con tus experiencias...
 
Nunca se está preparado para ser profesor, pues los alumnos cambian curso tras curso y las situaciones que se te presentan siempre son nuevas. Trabajamos con personas y éstas nunca son iguales... Yo mismo me he sentido un curso dueño del aula y al curso siguiente esclavo de las circunstancias. Incluso en un mismo año, seguro en 1º A e inseguro en 4º B... No somos máquinas, somos algo más complejo que ellas, por mucho que nos quieran hacer creer. No podemos aspirar a comportarnos de forma mecánica, sin fallos, sin altibajos, sin sentimientos en definitiva, pues eso sería la pérdidad de nuestra humanidad. Y por ahí no...
 
La preparación (no me refiero a la preparación de oposiciones, es decir, estudiar) es personal... Me refiero a la preparación para la vida... Nadie nos enseña a vivir y, con suerte, habremos aprendido todo el mismo instante en que nos muramos (tiene guasa la vida...).
 
Cuando deseamos conseguir algo con fuerza, y nos empeñamos en ello, no se trata entonces de objetivos cotidianos o usuales, sino de algo realmente nuevo que supone para nosotros un cambio vital importante. Lo sentimos con fuerza dentro de nuestro corazón. Por eso mismo sabemos que nos va a costar tiempo y trabajo y nos ponemos a ello con esfuerzo y ilusión... Es, casi, como si no tuviéramos más remedio que hacerlo...
 
En definitiva, supone cerrar una puerta y abrir otra nueva. Y eso no es algo automático, como todos sabemos... Es como en los asuntos amorosos. ¿Es que nadie ha tenido que guardar un tiempo de "luto" tras una historia de amor auténtica para poder volver a enamorarse? No se puede ir saltando de flor en flor si hay sentimientos sinceros... O experiencias sinceras... O deseos sinceros... Pues en el resto de las experiencias importantes de la vida pasa lo mismo: hay que "consolidar" ese nuevo proyecto que deseamos, no es algo automático que viene a nuestra vida...
 
Hay mucho de inmadurez en la actitud de "lo quiero ya", "lo merezco". Si lo quieres ya y lo mereces, ¿por qué no lo consigues? ¿La vida es injusta? ¿Para todos o sólo para unos cuantos entre los que te incluyes? ¿Cuál es la razón de este boicot particular que te afecta tan sangrantemente? Todos conocemos personas a las que las cosas les salen bien de forma habitual y sin demasiado "esfuerzo" aparente... Yo a eso lo llamo tener una gran capacidad de cerrar puertas y abrir otras sin pérdida de tiempo...
 
Bajo mi punto de vista, y así me lo hace saber mi propia experiencia, sólo se trata de saber quién es uno "de verdad" (lo más importante), qué quiere y por qué, qué está dispuesto a dar y cuánta carne pone en el asador...
 
La razón de que unos consigan sus objetivos y otros no está muy dentro de nosotros y no fuera, como a veces queremos creer... En el fondo, cuando uno se queda solo en el baño, con la puerta cerrada y el pestillo echado, se mira al espejo y sabe la verdad de todo lo que está pasando. Y lo que está pasando no está fuera de uno, sino dentro, muy dentro... No todo el mundo comprende esto en su totalidad, pero cuando se llega a comprender ya nada es igual. Esta certeza te llega cuando estás preparado para ello y no en un sólo día, a veces todo ocurre muy poco a poco, como las finas gotas de lluvia tardan en empapar el suelo. Otras veces se hace la luz y empiezas a verlo todo más claro... Cada uno tiene su ritmo, pero lo más importante es que también cada uno imprime a su vida un determinado ritmo...
 
Los años van sucediéndose y a algunos la vida se les pasa sin pasar de la adolescencia (aunque peinen canas).
 
Y esto lo podemos aplicar a las sociedades, pues éstas no son sino el conjunto de individuos que conviven en "comunión". La razón de que unas sociedades se comporten de un modo y otras de otro es similar a la razón de los distintos comportamientos humanos.
 
España, sin ir más lejos... O los españoles, para no entrar en jaleos (bueno, quizás debiera decir los que vivimos aquí...). Nuestra historia nos retrata como un pueblo bastante resignado a las imposiciones de los demás, un pueblo que se conforma con poco, un pueblo con poca conciencia de comunidad ("comunión")... Será por las continuas "visitas" de pueblos con las que nos hemos ido mezclando hasta no saber bien quién somos o de dónde venimos... Resignados en gran medida ante los romanos, visigodos, árabes, cristianos, franceses, americanos... En realidad, de permeables que somos, hemos asumido como nuestras todas esas realidades, foráneas el día de la invasión o conquista, nuestras como de todo la vida a partir del día siguiente, de modo que han formado parte de nosotros, convirtiéndonos a lo largo de la historia en una moneda con una cara conquistada y otra cara conquistadora... Somos un pueblo conquistado y conquistador, una mezcla de realidades y sentimientos que nos han terminado por dejar en "modo pausa" permanente. ¿Y qué es sino la aceptación de 40 años de dictadura sin apenas rechistar? "Franco se murió en la cama" oía decir en mi casa... Y eso a pesar de los cientos y cientos de personajes públicos que día y noche se arrogan la tarea de haber hecho oposición al Franquismo... En España, pronto se aceptó el Franquismo con naturalidad por la inmensa mayoría de los españoles... Es nuestro sino resignado...
 
Ahora veo que lo mismo se repite con todo lo que estamos viviendo... Aceptamos todo lo que nos ocurre... Pero no todas las "comunidades" son así... Islandia, sin ir más lejos... ¿Qué nos diferencia a los españoles de los islandeses? ¿Por qué no hemos sido capaces de decir NO a tantas situaciones injustas como ellos si lo han hecho? Por la misma razón que me servía de argumento al principio de la entrada: no estamos preparados. Como pueblo somos inmaduro y poco capaz... Vamos, que no somos vikingos como ellos... Nosotros dejamos nuestra fuerza y nuestra determinación para el fútbol, por ejemplo... Pero que sean otros los que ganen el partido, nosotros nos conformamos con celebrar la victoria tomando las calles... Así nos vamos conformando. Por eso nos pasa lo que nos pasa.
 
Falta reflexión y saber quién es uno de verdad. O quiénes somos todos, quién es nuestra "comunidad"...
 
Os dejo un video-audio sobre Islandia y el concepto de si mismos que tienen los islandeses. Es un trocito del programa de radio La rosa de los vientos...
 
 
 
 
"Conócete a ti mismo" decía el sabio... Y por ahí debemos empezar. Todo lo demás es ir a "retortero" de las circunstancias. Y no se hace Historia viviendo a "retortero". Ni las personas ni las comunidades. Está mucho más al alcance de nuestras manos de lo que podemos llegar a pensar. El problema es ese, que no pensamos...
 
"Niña, ¿a qué hora empieza el partido?"